es seguro comprar online
comprar online

Con la crisis del Coronavirus, incluso los más reticentes han acabado cediendo a la compra online. Y es que, especialmente en los dos meses de cuarentena, aunque el mundo pare, nosotros seguimos necesitando cosas, ya sean necesidades de primera mano o, simplemente, algún entretenimiento para no perder la cabeza. Pero, ¿Es seguro comprar en línea? ¿Qué diferencia las compras online de las normales?

Por supuesto, en tiempo de cuarentena, una compra online es casi una obligación. Pero, ahora que muchas comunidades llegan incluso a la fase 2, puede que se nos pase por la cabeza abandonar nuestros hábitos de cuarentena. En Top5Credits te resumimos los pros y contras de hacer compras online.

Ventajas

Comodidad

Sin duda, la gran ventaja de comprar online es la comodidad. Poder pedir cualquier cosa sin levantarse de la silla, sofá o cama es impagable. Además, el hecho de que las páginas web estén siempre activas, hace que no dependamos de horarios. Esto es especialmente útil para aquellos con jornadas laborales que se solapen con horarios de comercios.

Seguridad

Aunque suene extraño para algunos, muchas veces, comprar online es más seguro que comprar en comercios. Esto es debido a que si usamos plataformas de pago seguras como PayPal, tenemos la certeza de que una gran empresa estará detrás de la operación que hagamos. Hoy en día, si acudimos a sitios de prestigio, tenemos más seguridad que en la mayoría de comercios.

Precios

Hace un par de décadas, los centros comerciales y galerías eran los reyes del comercio. Y esto era debido a que podíamos hacer lo que más nos gusta en Top5Credits.com: comparar. Al igual que con los préstamos personales, antes de comprar nada en internet, puedes comparar los diferentes precios y, así, adquirir el producto de la manera más barata.

Disponibilidad

Muchas veces queremos algo en concreto. Puede que esa camiseta que tanto te gusta no esté en tu talla, o que necesites una pieza de coleccionista que te tomaría días para encontrar visitando tiendas y mercadillos. Gracias a internet y los buscadores, podrás comprar cualquier cosa de cualquier rincón del mundo. Normalmente si existe, está en internet.

Desventajas

Incertidumbre

Especialmente con la ropa, los que hemos comprado en internet sabemos ese dicho de «Lo que compras, lo que te llega». Muchas veces, ese vestido no nos va a quedar tan bien como a la modelo, o los materiales del producto que hemos adquirido son de baja calidad. Por ello, a veces es mejor simplemente acudir al establecimiento y ver antes de comprar.

Espera

Si necesitas algo al instante, paradójicamente, internet no puede ayudarte con las compras. Si por ejemplo ha entrado el invierno y nos pilla sin plumón, es probable que tengamos que comprarlo cuanto antes. O si se nos ha roto nuestro equipo de trabajo, no podemos esperar días a que llegue nuestro pedido. En el mejor de los casos, una compra por internet tarda un mínimo de 24 horas, por lo que si tenemos prisa, no es la mejor opción.

Frialdad

A veces no nos gusta que nos den mucho la vara, y no queremos que un dependiente nos atosigue. Pero a veces, es necesario. Tanto por las recomendaciones como por la perspectiva, muchas veces se agradece la calidez de una persona. Para los más sociales, esto será una desventaja.