¿Qué es el RGPD?

RGDP

Cada día, es más difícil tener bajo control nuestros datos. En la era de internet, firmamos contratos diariamente en los que cedemos nuestra privacidad por sistema. Una foto subida puede dejar de pertenecernos, y podemos no ser conscientes de ello. Nuestros datos son la nueva moneda virtual, ya que todo lo gratis, lo es gracias a ello. Debido a esto, se ha implementado el Reglamento General de Protección de Datos (General Data Protection Regulation). Te explicamos qué es el RGPD.

¿Qué es el Reglamento General de Protección de Datos o RGPD?

El Reglamento General de Protección de Datos o RGPD, es una normativa a nivel Europea introducida el 25 de Mayo de 2018, aunque se aprobó dos años antes, en 2016. Seguramente recuerdas tu bandeja de correo electrónico llena de mensajes de las suscripciones a las que pertenecías informándote de ello.

Se trata del primer reglamento a nivel Europeo orientado a otorgar un mayor control de la privacidad al usuario. Hasta entonces, cada país legislaba a su manera, y en un mundo tan descentralizado como internet, donde desde España podemos contratar productos con sucursales en Malta, dicha normativa ayuda al usuario.

Esta ley hace hincapié en la información transparente del uso de nuestros datos, así como en mayor facilidad para su borrado y una cesión explícita de los mismos.

El destino de la RGPD es garantizar la privacidad de nuestros datos personales, sobre todo en Internet.

¿Cómo me afecta el RGPD?

Como consumidores, el RGPD es una clara mejoría de nuestros derechos y poder sobre nuestra privacidad, ya que a grandes rasgos se enfoca en que tengamos mayor control y derechos sobre nuestros datos. De un modo resumido, siempre tendrás que tener una manera clara de acceder a tus datos, eliminarlos o saber cómo proceder para que sean eliminados.

Un ejemplo es la famosa app de citas Tinder. Famosa por usar nuestros datos para crear el algoritmo que nos emparejará con otros usuarios de nuestra «categoría», hasta hace unos años éramos incapaces de saber qué tipo de información sobre nosotros almacenaba. Hoy en día, podemos pedir a su soporte una copia de dichos datos. Además, se nos indica claramente que los datos serán borrados a los 3 meses de darnos de baja.

Este es un ejemplo de cómo la RGPD debe asegurar los siguientes puntos:

  • Que somos conscientes de estar cediendo nuestros datos.
  • Que sabemos el fin con el que se cederán
  • Que podemos borrarlos respetando nuestro Derecho al Olvido (aunque, como en el ejemplo de Tinder, muchas compañías usan «trucos», como dar una ventana amplia desde nuestra baja)

El RGPD en las empresas

Si somos empresarios o autónomos que tratamos con datos de nuestros clientes, tenemos que ser muy cuidadosos con los mismos. Aunque creamos que ciertas acciones son inocentes porque sabemos que no haremos un mal uso, el cliente no lo sabe si no le informamos.

Es importante seguir este principio ya que hablamos de sanciones de hasta 20 millones. Por ello, hemos de procurar seguir las siguientes directrices:

  • Usar un lenguaje claro con el cliente, evitando tecnicismos innecesarios.
  • Siempre informar de cualquier uso y tratamiento de sus datos, por inofensivo que nos parezca.
  • Poder mostrar siempre al cliente los datos suyos que poseemos
  • Brindarle una manera de poder eliminarlos.