Guía de entidades bancarias

Las entidades financieras juegan un papel clave en el panorama económico global, son los cimientos sobre los cuales se construyen las transacciones y las finanzas. Desde bancos tradicionales hasta las emergentes empresas fintech, estas instituciones están presentes a diario en la vida de las personas y son una pieza vital en su desarrollo económico. En este artículo explicaremos las funciones de las entidades financieras, los tipos y la importancia de elegir la entidad adecuada para tus necesidades financieras.

¿Qué es una entidad financiera?

Antes de nada, debemos saber de qué estamos hablando cuando nos referimos a una entidad financiera. Se trata de un intermediario para operaciones en el ámbito financiero, ya sea administrar y prestar dinero o simplemente actuar como negociador. Las entidades financieras también son conocidas como instituciones financieras.

Funciones de las entidades financieras

En primer lugar, las entidades financieras actúan principalmente como intermediarios entre aquellos con excedentes de capital y aquellos que necesitan capital. Facilitan la transferencia de fondos desde los primeros hacia los segundos fomentando así la inversión y el crecimiento económico al conectar inversores y emprendedores.

En segundo lugar, las instituciones financieras reciben depósitos de clientes y proporcionan préstamos a individuos, empresas y gobiernos. Esta función es esencial para la circulación del dinero en la economía y el acceso a capital para diversas necesidades. La buena o mala gestión de los depósitos y préstamos tiene graves consecuencias en la economía. Por ejemplo, la concesión de préstamos arriesgados durante principios de siglo fue una de las causas de la crisis de 2008.

En tercer lugar, aunque la tarea de crear dinero le corresponde a los bancos centrales, es cierto que las instituciones financieras, a través del proceso de multiplicador bancario, tienen la capacidad de influir sobre la oferta monetaria. El Banco Central Europeo (BCE) es el encargado de crear los nuevos euros que se pondrán en circulación, pero bancos como el BBVA mediante la concesión de préstamos pueden alterar la oferta monetaria y, por tanto, la economía.

Por último, las instituciones financieras cumplen la función de facilitar los pagos y permitir a sus clientes gestionar riesgos. Por un lado, ofrecen servicios que permiten realizar transacciones y pagos mediante transferencias electrónicas, tarjetas de débito o crédito, cheques u otros métodos de pago. Por otro lado, ofrecen productos financieros y servicios para gestionar y reducir riesgos. Esto incluye seguros, inversiones diversificadas y productos derivados para proteger a los clientes contra posibles pérdidas financieras.

Tipos de entidades financieras

Las instituciones financieras han evolucionado mucho con el paso de los años. Las tradicionales se han renovado y han surgido nuevas formas de intermediación. Los productos financieros han experimentado grandes cambios en las últimas décadas, siendo cada vez más personalizados e integrando tecnología más avanzada. A continuación se exponen los más importantes:

  1. Bancos comerciales: Son los establecimientos tradicionales que todos conocemos, Banco Santander, BBVA, CaixaBank, etc. Estos ofrecen una amplia gama de servicios, desde cuentas de ahorro y corriente hasta préstamos y servicios de inversión.
  2. Cooperativas de crédito: Gestionadas por sus propios miembros, se centran en proporcionar servicios financieros a sus socios. La principal ventaja frente a los bancos comerciales es que ofrecen un enfoque más local y comunitario. Algunos ejemplos importantes son Cajamar y Caja Rural de Granada.
  3. Bancos de inversión: Se especializan en la gestión de inversiones, fusiones y adquisiciones, y otros servicios financieros para empresas y gobiernos. Suele ser una subdivisión de un banco comercial, los más relevantes son BNP Paribas, Santander y JP Morgan entre otros.
  4. Fintech: Son empresas tecnológicas que ofrecen servicios financieros utilizando la innovación digital. Incluyen plataformas de préstamos, crowdfunding, trading, asesoramiento, pagos móviles y mucho más. Se centran en el uso de las nuevas tecnologías como Big Data, blockchain e inteligencia artificial para ofrecer soluciones financieras. Destaca Revolut, Bizum, Fintonic y Binance entre otras.
  5. Bancos Centrales: Son las instituciones responsables de la emisión de moneda, la política monetaria y la estabilidad financiera de uno o varios países como en el caso del BCE.

¿Cómo elegir la entidad financiera adecuada?

La elección de una institución financiera es una decisión financiera de suma importancia. Entre todas las opciones disponibles debemos encontrar aquella que mejor se adapte a nosotros y nuestras circunstancias. Para tomar la decisión adecuada, existen algunos factores a los que debemos prestar atención.

Diferentes entidades financieras ofrecen distintos paquetes de servicios. Un primer paso será elegir una entidad que proporcione los servicios específicos que necesitas, ya sea una cuenta de ahorros, préstamos para vivienda o servicios de inversión. También es importante conocer de antemano las tarifas, comisiones y costes adicionales para no llevarnos ninguna sorpresa.

La reputación y la solidez financiera de una entidad son indicadores clave de su confiabilidad. Por ello, es recomendable investigar la historia de la entidad, sus prácticas comerciales y la estabilidad de estados contables antes de tomar una decisión. Este proceso adquiere mayor relevancia cuando se trata de una entidad financiera reciente o no muy conocida.

Si valoras la comodidad de las transacciones en línea y las aplicaciones móviles, elige una entidad que ofrezca una plataforma tecnológica funcional. Estar a la vanguardia en el mundo de las finanzas puede tener grandes ventajas, si eres una persona a la que le gusta estar actualizada deberías exigirle lo mismo a tu banco.

El factor que marca la diferencia y puede inclinar la balanza es, sin duda, la calidad del servicio al cliente. Elige una entidad que proporcione un servicio al cliente eficiente y efectivo para resolver problemas y atender tus necesidades. La correcta comunicación con la institución financiera es un requisito obligatorio, no debes confiarle tu dinero a una entidad con la que no puedas establecer una comunicación clara.

Opinión sobre las entidades financieras

Las instituciones financieras son los cimientos del sistema económico, ya que proporcionan los servicios y la infraestructura necesaria para las transacciones y el crecimiento económico. La elección de la entidad adecuada para tus necesidades es una decisión clave que determina tu capacidad para gestionar y hacer crecer tu dinero.

En un mundo cada vez más digital, las fintech están redefiniendo la forma en que interactuamos con las finanzas mediante nuevos servicios, productos y mejoras. La educación financiera juega un papel fundamental tanto en la adaptación a los cambios como en la toma de decisiones. Comprender las funciones, tipos y factores de las entidades financieras te permite elegir la entidad adecuada. Tu éxito financiero está determinado en gran medida por esta decisión, así que tómate tu tiempo y elige sabiamente.

Preguntas frecuentes

¿Qué es una entidad financiera?

Se trata de un intermediario para operaciones en el ámbito financiero, ya sea administrar y prestar dinero o simplemente actuar como negociador.

¿Cuáles son las funciones de las entidades financieras?

Su principal función es la de intermediación y conexión entre inversores y emprendedores. Son los encargados de gestionar los depósitos de clientes y conceder préstamos a terceros. Aunque no de forma directa, también influyen sobre la oferta monetaria. Por último, facilitan los pagos y permiten a sus clientes gestionar y reducir riesgos a través de seguros y otros instrumentos financieros.

¿Qué tipos de entidades financieras existen?

Cada vez la variedad de instituciones financieras es más amplia, en gran parte debido a la innovación tecnológica. Las entidades más importantes son los bancos comerciales o tradicionales, las cooperativas de crédito, los bancos de inversión, las fintech y los bancos centrales.

¿Qué debo tener en cuenta a la hora de elegir una entidad financiera?

Primero, que los servicios que ofrece el banco cumplan con tus necesidades. Revisa muy bien las tarifas y comisiones asociadas para no llevarte sorpresas. Consulta la reputación y solidez financiera de la entidad, especialmente en los casos de entidades recientes o poco conocidas. Si la innovación tecnológica es importante para ti, busca una entidad a la vanguardia en este aspecto. El factor que decante la balanza será la calidad del servicio al cliente, de nada te sirve una institución increíble con la que no puedes establecer una comunicación efectiva. Elige bien a quién le confías tu dinero.