Cheque

cheque

Un cheque es un documento contable que representa un determinado valor económico, sin ser una divisa en sí. Este cheque, cuando es un cheque bancario, se refiere a un documento por el cual una entidad o persona jurídica nos avala para la retirada de un número de fondos de cierta cuenta bancaria perteneciente a dicha entidad. Otro tipo de cheques se usan como medio de pago alternativo, también emitidos por una entidad, pero con fines de consumo específicos.

El cheque de una entidad bancaria

El cheque más común es el cheque bancario que solía ser mucho más habitual hace unas décadas. Este documento contable servía como autorización desde una persona o empresa (llamado el librador) para que el beneficiario pudiese retirar efectivo de la cuenta bancaria del librador. Esto se hacía para evitar que el librador tuviese que retirar su dinero en efectivo para facilitárselo al cobrador del cheque.

Esto, como puedes comprobar, sería una especie de transferencia, con la diferencia de que el librador ha firmado un contrato previo con la entidad bancaria y dispone de un talón de cheques que puede expedir. Esto evitaba que el librador (la persona o empresa que lo emite) tuviese que movilizarse hasta una entidad bancaria a ordenar la transferencia. Es por ello por lo que los cheques cada vez se usan menos, ahora que podemos realizar transferencias online.

Otra de las diferencias de los cheques es la posibilidad de tener como beneficiario al portador. Esto es útil si el librador no sabe exactamente a quién va a entregar dicho dinero de antemano. Por ejemplo, los cheques al portador se solían usar bastante en concursos o competiciones, o demás circunstancias en las que existía una cantidad pero no se sabía de antemano quién sería el beneficiario.

cheque bancario
El cheque bancario, antes de la era de internet, estaba mucho más extendido que en la actualidad, cuando una transferencia online es más cómoda y a veces más rápida.

Tipos de cheques

Los cheques se clasifican en función de cómo se emiten, beneficiario y características.

  • Tipos de cheque por emisión
    • Cheque Cruzado. Esto sucede cuando se hace de una entidad bancaria a otra, siendo cobrado o abonado en cuenta dentro de la misma entidad de crédito.
    • Cheque Certificado o Conformado. Son en los que se confirma que el librador tiene fondos suficientes para cubrirlo.
    • Cheque de Caja o Gerencia. Es el emitido por una entidad bancaria para ser cobrado o abonado en cuenta en otra oficina de la misma entidad.
    • Cheques de Viajero. Son aquellos que pueden cobrarse en entidades diferentes a la emisora, independientemente del país.
    • Cheque de Pago en Diferido. Es aquel que posee una fecha específica desde la cual se podrá empezar a cobrar el cheque.
  • Tipos de cheque por Beneficiario
    • Al titular. El cheque indica a la persona o empresa que puede cobrar el cheque.
    • Al portador. Cualquier persona que tenga el cheque podrá cobrarlo.
    • A la orden. Es cuando se puede cobrar o usar el cheque como medio de pago.
  • Tipos de cheque por características
    • Literalidad. Son los cheques cuyos usos están totalmente especificados en el mismo.
    • Valor. Son los cheques en función al valor (cantidad de dinero) que permiten cobrar.
    • A la vista. Son los cheques en función a la fecha de cobro.

Cheque como medio de pago

No todos los cheques que se emiten tienen como destino la retirada de dinero en efectivo o ingresarlo en nuestra cuenta. Existen otro tipo de cheques que se usan como medio de pago, por los cuales una entidad, normalmente una empresa, emite un cheque para el consumo específico de un tipo de producto o servicio.

Los ejemplos más comunes son los cheques regalo que muchas empresas emiten para sus propios productos. Otro buen ejemplo son los cheques destinados a la compra de combustible, cheques restaurante que muchas empresas facilitan a sus empleados o algunos de origen institucional como el cheque de familia numerosa, aunque sea más una deducción fiscal que un cheque en sí.

Más información