Criptomonedas

monedas virtuales

Una criptomoneda o criptodivisa (del inglés cryptocurrency) es una moneda digital que funciona como medio de intercambio. Las criptomonedas utilizan criptografía (un tipo de codificación) para poder hacer transacciones seguras así como controlar la falsa réplica de estas.

Existen agentes, llamados mineros, que consisten en su mayoría de público en general que protegen la red y así obtener a cambio una pequeña propina que se reparte de forma aleatoria. Este proceso demanda potentes equipos informáticos capaces de procesar complejos algoritmos.

Matemáticamente hablando, es posible romper el cifrado pero el coste sería muy elevado e inasumible. No obstante, con la llegada en el futuro de la computación cuántica, podría convertirse en una realidad si los desarrolladores no consiguen implementar algún novedoso sistema para bloquearlo.

Es importante que tengamos en cuenta que en España las criptomonedas no son consideradas como dinero a efectos legales ni de responsabilidad civil.

Características

Para poder ser consideradas como tal, los sistemas de criptodivisas deben cumplir las siguientes condiciones:

  • No necesitan una autoridad central. Se mantienen a través de una distribución consensuada.
  • Mantienen todas las unidades y sus propietarios.
  • Definen si se pueden crear nuevas unidades comprobando las circunstancias del origen y determinando el propietario de las nuevas unidades.
  • Solo pueden asegurar la propiedad de una unidad a un usuario de manera criptográfica.
  • Permiten las transacciones de unidades, siempre y cuando se pueda probar quién es el propietario de estas.
  • En caso de efectuarse dos transacciones sobre las mismas unidades, solo ejecutarán una de ellas.
Aunque el Bitcoin nace en 2009, en 1983 es cuando se crea el primer sistema criptográfico de monedas electrónicas.

Un poco de historia

La primera criptomoneda en empezar a operar fue Bitcoin, en 2009. No obstante, fue en 1983 cuando se concibió el primer sistema criptográfico monetario electrónico (eCash). En 1995, se consiguió que este tipo de criptografías se usaran para hacer transacciones de dinero anónimas, aunque para ello era necesario un software del banco y unas claves cifradas.

No fue hasta 1998 cuando Wei Dai propuso la idea de crear un nuevo tipo de dinero descentralizado que usara este tipo de criptografías. Y en 2009 un desarrollador, bajo el pseudónimo Satoshi Nakamoto, creó Bitcoin.

Posteriormente han sido muchas las criptomonedas que han aparecido, pero no fue hasta a partir del 2011 cuando captó el interés del público general, especialmente en 2013 gracias al ascenso económico de Bitcoin.

Ventajas del uso de criptomonedas

Las criptomonedas hacen posible que exista el internet del valor (IoV por sus siglas en inglés) o internet del dinero, en el que se puede intercambiar el valor en criptomonedas. El valor pueden ser contratos, propiedad intelectual, acciones o cualquier propiedad valiosa. Este sistema tiene las siguientes ventajas:

  • Reduce el coste de la transacción gracias a la ausencia de intermediarios.
  • Reduce los tiempos: son pagos rápidos, más incluso que los pagos actuales por internet. Con las criptomonedas, el receptor recibe el pago en cuestión de minutos.
  • Elimina la necesidad de usar agentes y entidades financieras para las transacciones.
  • Los intercambios son avanzados: nos permite registrarnos y comenzar a hacer transacciones casi de inmediato.

Más información: