Ganancias Retenidas

ganancias retenidas

Las ganancias retenidas o beneficios retenidos son, cuando una empresa crea beneficio, y éste no se reparte entre accionistas o beneficiarios, si no que se reinvierte en la misma empresa. Esta inversión puede estar destinada tanto a su desarrollo como a cualquier otro aspecto que tenga como destino mejorar la empresa en sí.

¿Ganancias retenidas o utilidades retenidas?

Muchas veces se pregunta cuál es la diferencia entre ganancias retenidas y utilidades retenidas. No obstante, lo cierto es que ambos conceptos se refieren a lo mismo. Tanto ganancias retenidas, como beneficios retenidos y utilidades retenidas hacen referencia a toda ganancia económica que una empresa pueda tener y destine a su propio desarrollo.

En lugar de repartir los dividendos entre sus accionistas, o entre los propietarios de la empresa si hablamos de una PYME, estos ingresos son empleados en el mismo desarrollo de la empresa. Estas utilidades retenidas se usan no sólo cuando la empresa tenga en mente algún tipo de proyecto, si no que muchas veces se usan de manera preventiva para evitar tener que solicitar préstamos en un futuro. Además, es una forma de ahorro, ya que estos bienes retenidos se suelen usar como un activo que podremos vender en caso de vacas flacas.

Por ejemplo, una empresa agrícola puede usar sus ganancias retenidas para obtener un nuevo tractor. Esto puede ser porque necesitan mejorar la producción, pero también puede que se use como un activo pasivo, el cual se podrá usar para aumentar la producción pero también para venderlo a posteriori. Además, muchas utulidades retenidas no se invierten propiamente en la misma empresa, si no se realizan otro tipo de inversiones de ahorro con el objetivo de tener liquidez a salvo para la empresa.

Ganancias netas y patrimonio neto

Otro de los errores más comunes que cometemos es mezclar ganancias netas, patrimonio neto y beneficios retenidos. Para no caer en ello, tenemos que definir qué es cada punto.

Las ganancias netas son las ganancias que hace una empresa en total, en cierto período de tiempo. Por ejemplo, la empresa agrícola que hemos comentado antes, puede haber hecho 1.000.000 de euros de ganancias netas. Ésto es lo que ha ganado la empresa, restando impuestos y gastos intrínsecos de la actividad como salarios, alquileres, etc.

Estas ganancias netas pueden tanto ser repartidas entre accionistas y propietarios, como formar parte de las ganancias retenidas al reinvertirse en la empresa, o incluso dichas ganancias netas pueden tener otros fines como financiar otras empresas o donaciones.

Luego tendríamos el patrimonio neto, que incluye tanto las ganancias netas como todas las propiedades de la empresa. Por ejemplo, si la nave industrial pertenece a la empresa, a pesar de no ser una ganancia, es parte de su patrimonio total, al igual que el tractor que hemos comentado antes. Por ello, el patrimonio es, en resumen, todo lo que la empresa posea

Más información