ahorrar al comprar coches

La compra de un vehículo siempre ha sido uno de esos ritos de paso a la madurez. Y es que el automóvil forma parte de las famosas exigencias sociales (casa, coche, pareja y perro). Sin entrar en juzgar si estas exigencias son ciertas, lo que sí sabemos es que muchas veces tener un coche es una necesidad. En Top5Credits te enseñamos cómo ahorrar al comprar un coche.

Y es que son muchas las variables que nos harán tener que comprar un vehículo. Puede que sea una exigencia de nuestro nuevo empleo, un obligado para nuestra nueva residencia en las afueras o simplemente porque nos apetece darnos escapadas en fin de semana. Cualquiera que sea el caso, debes saber que siempre puedes ahorrar más de lo que piensas.

Resumen y puntos clave

  • Valora si realmente necesitas un coche nuevo: A veces, uno de segunda mano con pocos kilómetros puede ser una excelente opción.
  • Un coche no es una inversión: Pierde alrededor del 60% de su valor en los primeros años.
  • Sé honesto sobre tus necesidades: Decide si realmente necesitas un coche grande y de lujo o si un vehículo más pequeño y económico te servirá igual.
  • Momento de compra: Comprar al final de periodos establecidos (mes, trimestre, año) puede ser más beneficioso.

Valora si necesitas un coche nuevo

Necesitar un coche no significa necesitar un coche nuevo. Si necesitas un vehículo para trayectos cortos o puntuales, que no tienes pensado usar en exceso, adquirir un coche de segunda mano puede ser la mejor opción.

Aunque a veces tiente comprar un coche nuevo, adquirir uno de segunda mano, siempre y cuando no tenga muchos kilómetros, muchas veces nos da la misma garantía prácticamente que comprar uno nuevo. Valora si realmente necesitas pagar el doble por un coche nuevo.

Siempre ten presente que un coche no es una vivienda.

Comprar un coche no es lo mismo que comprar una casa por muchas razones. La principal es que, mientras el valor de una vivienda probablemente aumentará con el tiempo, considerándose una inversión, un coche familiar es un gasto.

El coche, como dicen los expertos, se devalúa en cuanto sale del concesionario. Pierde, en promedio, el 60% de su valor durante sus primeros años de vida, por lo que es crucial al planificar tus ahorros y el límite de gasto.

Sé sincero con tus necesidades

Comprar un coche debería ser uno de los actos más racionales de nuestra vida consumista. Pero pocas veces lo es. En realidad, los coches tienen un gran componente aspiracional. Son símbolos de estatus y hay quienes son verdaderos fanáticos de los automóviles, para quienes tener el coche de sus sueños es más importante que el día de su boda. Y eso lo respetamos.

Pero si hablamos de ahorrar, debemos definir para qué queremos un coche. ¿Necesitamos uno grande, potente y de gama alta? O quizás sería más sensato uno pequeño y discreto. También, ¿es más conveniente tenerlo en propiedad o bastaría con un renting o leasing?

El momento adecuado

Como en cualquier otro sector, los concesionarios de coches establecen objetivos de negocio que suelen coincidir con cierres de periodos naturales: mensuales, trimestrales y, por supuesto, anuales. Por lo tanto, comprar al final de estos períodos suele ser beneficioso. Si no han alcanzado el número de registros previstos, probablemente el vendedor estará más dispuesto y tendrá más margen para hacerte una oferta en ese modelo. Lo sabemos, cuando la necesidad aprieta…

Compara diferentes concesionarios para ahorrar al comprar el coche

Lo más lógico que nos vendrá a la cabeza si queremos un vehículo de la marca X, es ir al concesionario de la marca X. No obstante, cuando hablamos de una inversión tan grande, vale la pena consultar diferentes alternativas.

En Top5Credits siempre decimos que la clave es comparar, por lo que no temas en hacerlo. Piensa que incluso en los mismos concesionarios, dependiendo de la comunidad, los precios pueden ser diferentes.

Intenta siempre negociar un precio inferior.

Intenta negociar para ahorrar al comprar el coche

No hace falta que seas un as del regateo, pero los concesionarios siempre tienen cierto margen, por lo que sería casi un crimen no intentar negociar una bajada de precio.

Evidentemente, no necesitas regatear hasta el último euro, pero deberías intentarlo. Puedes usar trucos como ir a finales del trimestre, cuando los vendedores tienen que cerrar sus ventas, o mostrar interés pero no volver hasta pasado un tiempo.

Trabaja la negociación

Nunca deberías comprar un coche (ni ningún otro producto, especialmente los más valiosos) sin tener varias ofertas. Es esencial visitar varios concesionarios para solicitar presupuestos y compararlos antes de decidir. En las grandes ciudades, es fácil ya que suelen haber varios del mismo concesionario y la competencia es mayor. Sin embargo, incluso en pueblos pequeños vale la pena hacer el esfuerzo. A veces, la diferencia de precio es notable. Además, hoy en día muchos vendedores están dispuestos a enviar ofertas a través de sus sitios web o por correo, así que no siempre tienes que desplazarte.

Actualizaciones

A casi todos nos gusta tener la versión más nueva de un coche, pero no siempre los cambios entre modelos justifican el aumento de precio. Es recomendable estar al tanto de las novedades que trae la generación más reciente, ya que la prensa especializada suele adelantarse, y determinar si realmente vale la pena optar por lo más reciente. Si no es el caso, adquirir el modelo anterior, especialmente esas unidades que no han logrado venderse, puede ser muy beneficioso. Los concesionarios necesitan deshacerse de ellos antes de que llegue el nuevo modelo, por lo que bajan los precios considerablemente.

Pide un préstamo

La mayoría de las veces, los concesionarios ofrecerán financiación para sus vehículos. Esto puede dar lugar a dos casos: que tengan un convenio con una financiera, o bien que ellos mismos te ofrezcan la financiación al 0%. Pero ojo, porque esto muchas veces tiene truco, y es que muchas veces el precio financiado es mayor que el precio al contado.

Por eso, antes de tomar la financiación que te ofrezca el concesionario, deberías pararte a comparar precios. Consulta diferentes préstamos para coches ya que muchos de ellos pueden darte mejores condiciones que la financiación del concesionario.

Consejos si no tienes suficiente dinero para comprar el coche que deseas

Ajusta tus expectativas. La clave está en elegir un coche que se adapte a tu bolsillo. ¿Pensando en un coche nuevo de alta gama? Mejor decide por uno más pequeño. Si un coche nuevo se sale de tu presupuesto, considera uno de segunda mano. Y si ni siquiera puedes costear uno de segunda mano económico, es momento de ahorrar.

¿Cómo ahorrar para el coche de tus sueños? Existen varias estrategias para lograrlo. Sé que en el blog he compartido cientos de sugerencias, pero en esta ocasión, creo que el método más efectivo es la transferencia automática. Si quieres tener 10 000 € para un coche de segunda (o uno pequeño nuevo), programa una transferencia automática de tu cuenta habitual a una cuenta de ahorros especial. Será como pagar una cuota de crédito, pero sin intereses ni deudas pendientes. Esos 10 000€ se traducen en:

  • 12 cuotas de 833€
  • 24 pagos mensuales de 416€
  • 36 cuotas de 278
  • 48 pagos mensuales de 208€
  • 60 cuotas de 167€

Consejos para comprar un coche nuevo

Aunque nos seduzca, el diseño del coche no debería ser el principal motivo de compra. Sin embargo, suele ser uno de los factores más decisivos. Las marcas nos venden imagen y distinción, pero es importante que aprendamos a comprar con cabeza.

Hay aspectos objetivos que puedes comparar fácilmente:

  • Precio: Puede variar, ya que con una buena negociación se pueden conseguir descuentos relevantes.
  • Capacidad del coche: Número de asientos, tamaño del maletero, etc.
  • Potencia: Ya sea para desplazarte por la ciudad o para recorrer largas distancias.
  • Consumo: Será el gasto principal tras adquirirlo.
  • Garantía: Su duración y qué incluye.
  • Costo postventa: Fundamental para tus gastos futuros.
  • Seguridad: Airbags, ABS, EPS y más.
  • Tamaño total del vehículo: Especialmente si buscas aparcar con facilidad.

Compra el coche que necesitas

A todos nos gustaría tener un deportivo que haga 300 kilómetros por hora. O ese Jeep tan robusto con el que podremos atravesar campo a través. Ahora, tener ese deportivo si nos cuesta llegar a final de mes, o un Jeep en ciudad, no es una buena idea.

Plantea qué tipo de vehículo necesitas, y cuál puedes permitirte. Una Camper puede ir bien si vas a pasar todos los fines de semana en el campo, pero quizás no si eres un urbanita. Además, en este caso, considera el uso de la motocicleta.

Antes de cerrar la compra del coche

Una vez que hayas elegido el ciche, regresa al concesionario e intenta conseguir algo más. Si no es en el precio, quizás pueda ser en el seguro, una garantía adicional u otro beneficio. Como comprador, tienes todo el derecho de buscar la mejor oferta. No olvides que negociar es una herramienta poderosa para ahorrar.

Hay un detalle donde se puede ahorrar con facilidad: los gastos de gestión para registrar el coche. Si lo gestionar tú mismo (con media mañana es suficiente si sabes cómo hacerlo), podrías ahorrarte más de 200 €.

Conclusión

Comprar un coche es una de las decisiones más importantes y costosas que tomarás. Hay diversas maneras de ahorrar en esta inversión, desde optar por uno de segunda mano hasta elegir el momento adecuado para hacer la compra. Además, siempre es vital comparar precios entre diferentes concesionarios y negociar. Recordando siempre que, aunque un coche pueda representar estatus, su valor disminuye con el tiempo, a diferencia de otros activos como una vivienda.

Preguntas frecuentes

¿Es mejor comprar un coche nuevo o uno de segunda mano?

Depende de tus necesidades. Si solo lo necesitas para trayectos cortos, uno de segunda mano podría ser la mejor opción.

¿En qué momento es más beneficioso comprar un coche?

Al final de periodos establecidos, como meses, trimestres o años, ya que los concesionarios tienen objetivos de negocio que quieren cumplir.

¿Debería financiar mi coche a través del concesionario?

Es recomendable comparar las opciones. A veces, un préstamo externo puede ofrecer mejores condiciones que la financiación del concesionario.

¿Cómo puedo ahorrar para el coche de mis sueños?

Una estrategia es la transferencia automática de tu salario a una cuenta de ahorros especial, tratándola como si fuera una cuota de crédito.

¿Qué aspectos debo considerar al elegir un coche?

Debes tener en cuenta el precio, capacidad, potencia, consumo, garantía, costo postventa, seguridad y tamaño del vehículo.