España, ¿Un país de préstamos caros?

datos del banco central europeo

La relación entre España y los préstamos siempre ha sido tormentosa, especialmente tras la crisis de 2008, donde las cajas de ahorros fueron reestructuradas y se inyectaron ingentes cantidades de dinero público a la banca. Muchas fueron las malas prácticas de la banca en épocas de bonanza, que acabamos pagando todos cuando la burbuja inmobiliaria explotó. Aun así, el sistema bancario forma parte de nuestra sociedad, y es parte del tejido económico de nuestro país.

Esta relación se complica aún más cuando comprobamos que España tiene los créditos más caros de su zona. Según datos del Banco Central Europeo, nuestros préstamos son más caros que los de grandes potencias económicas como Alemania o Francia. Incluso nuestros vecinos portugueses gozan de mejores condiciones.

Pero, ¿Es realmente España un país caro para pedir préstamos? Decidimos acudir a la información del Banco Central Europeo para averiguarlo. Puede que se de la casualidad de que España tenga unos vecinos con muy buenas condiciones, o que por contra, sea cierto que los intereses en España son prohibitivos.

Corto plazo (menos de 1 año): los préstamos rápidos más baratos de la zona Euro tras Luxemburgo.

La primera sorpresa, que contradice totalmente la idea de que España es un país de créditos caros, es cuando descubrimos que al cierre de 2019, España tiene los préstamos a corto plazo (menos de 1 año) más baratos de toda la zona Euro sin contar Luxemburgo. Exactamente una media de 2,57% TAE, por debajo de la media del BCE del 5,35%. Esto choca bastante con la idea que tenemos de que los micropréstamos son más caros. Aunque no vamos desencaminados, pues pueden existir microcréditos de 13.000% TAE (mucho mayor que la perdedora, Estonia, y su 17,85% TAE). ¿Por qué sicede esto si según el BCE nuestra media es la segunda mejor? Es debido a que el BCE sólo contempla bancos regulados, y no financieras u otros negocios del conocido como Shadow Banking que evaden las regulaciones estatales o europeas.

PaísTAE
1Luxemburgo1 %
2España2,57 %
3Chipre3 %
4Bélgica3,58 %
5Italia3,75 %
6Lituania4,3 %
7Malta4,37 %
8Eslovenia4,61 %
9Austria4,99 %
10Portugal5,06 %
11Francia5,38 %
12Finlandia5,92 %
13Eslovaquia6,23 %
14Alemania8,54 %
15Irlanda8,66 %
16Grecia10,69 %
17Letonia15,83 %
18Estonia17,85 %
19Países BajosSin datos
Media Eurozona5,35 %

Medio plazo (de 1 a 5 años): Los sextos desde la cola en préstamos personales.

Nuestra emoción se cambia cuando decidimos consultar los datos del BCE en créditos de 1 a 5 años. España se sitúa en el puesto número 12, con una media del 7,39% TAE, por encima de la media europea del 4,94%. Solo Grecia (9,23%), Eslovaquia (9,91%), Lituania (12,99%), Letonia (15%) y Estonia (17,16%) tienen comisiones mayores. Aunque suene preocupante, hay que admitir que la diferencia entre los que nos preceden (Eslovenia, Italia e Irlanda) es de menos de un punto, mucho menor que la diferencia de casi 2 puntos de Grecia, el siguiente de la lista. Éste ha sido el plazo que otros medios han escogido para asegurar que España tiene los préstamos más caros de su zona, y ciertamente, no somos los mejores en la zona euro cuando hablamos de préstamos a medio plazo.

PaísTAE
1Malta0 %
2Luxemburgo2,72 %
3Bélgica3,56 %
4Francia3,59 %
5Austria3,88 %
6Finlandia3,9 %
7Alemania4,36 %
8Portugal5,75 %
9Eslovenia6,03 %
10Italia6,28 %
11Irlanda7,08 %
12España7,39 %
13Grecia9,23 %
14Eslovaquia9,91 %
15Lituania12,99 %
16Letonia15 %
17Estonia17,16 %
18ChipreSin datos
19Países BajosSin datos
Media Eurozona 4,94 %

Largo plazo (más de 5 años): La cosa mejora, pero no demasiado.

Cuando analizamos la opción de préstamos a largo plazo (más de 5 años), comprobamos que España se mantiene relativamente en una situación «mediocre» en el puesto número 12. Con unos intereses del 7,13% contra la media europea de 5,99%, nos situamos en el número 12 del ránking. A efectos prácticos hemos subido un puesto, pues Chipre sí que «puntúa» en esta liga, mientras que en la anterior, el BCE no tiene datos. No obstante, deja de ser la más cara de su zona, ya que Portugal se pone a la cabeza de los países de Europa Occidental con un 7,4%. En este tipo de préstamos, las diferencias con los que nos preceden son muy pequeñas (hasta el puesto número 8, las diferencias son de menos de un punto), al igual que con quienes están a la cola, donde los tres siguientes (Grecia, Portugal y Eslovaquia) no se diferencian en más de un punto hasta el salto de Lituana y su 9,39%. Cierra una vez más Estonia con un 12,53%.

PaísTAE
1Malta0 %
2Luxemburgo2,61 %
3Finlandia2,92 %
4Chipre2,99 %
5Francia3,49 %
6Austria4,6 %
7Bélgica5,25 %
8Eslovenia6,23 %
9Alemania6,32 %
10Italia6,63 %
11Irlanda7,12 %
12España7,13 %
13Grecia7,32 %
14Portugal7,4 %
15Eslovaquia7,52 %
16Lituania9,39 %
17Letonia12,49 %
18Estonia12,53 %
19Países BajosSin datos
Media Eurozona5,99 %

Conclusiones

España, definitivamente, no es el país con los mejores intereses respecto a los préstamos. No obstante, tampoco es el peor ni de lejos. Los países del Este y especialmente los bálticos tienen unas condiciones mucho peores, y pedir un préstamo a menos de 1 año en España debería ser extremadamente barato. Sin embargo, la mayoría de préstamos de menos de 1 año de duración no son otorgados por entidades del BCE, por lo que la realidad es que al pedir un préstamo a menos de un año nos saldrá más caro.

Hemos sumado las posiciones de cada país en cada ránking para comprobar, a términos globales, cuál es el ránking definitivo. Una menor puntuación significará que, a términos globales, sus préstamos son más baratos. Y nos llevamos el siguiente análisis.

PaísTAE acumulado
1Luxemburgo5
2Malta7
3Chipre7
4Bélgica14
5Francia20
6Austria20
7Finlandia21
8Eslovenia25
9Italia25
10España26
11Alemania30
12Portugal32
13Irlanda37
14Lituania37
15Grecia42
16Eslovaquia42
17Letonia50
18Estonia53
19Países BajosSin datos

España, a pesar de ser la quinta mayor economía Europea, ocupa la décima posición de una lista de 19, donde los Países Bajos no registran datos. Esto significa que nos encontramos por debajo de la media, aunque ligeramente y por encima de grandes economías como Alemania. Por tanto, España es, para lo bueno y lo malo, un país en la media, siempre y cuando si hablamos de los datos de la BCE.