Préstamos Urgentes: Cómo conseguirlos

prestamos urgentes y rapidos

Debido a varios factores, puede que necesitemos un préstamo lo antes posible. Esto puede suceder por varias razones: una factura sin pagar que puede dejarnos sin suministros, un gasto inesperado que debe asumirse de inmediato (como puede ser pagar una multa) o prácticamente cualquier situación que requiera abonar una cantidad de dinero que no poseemos lo antes posible. Puede entonces que, en estos casos, necesites hacer uso de los préstamos urgentes.

Pero, como ya sabemos, la necesidad saca lo peor de muchas personas. Y eso incluye financieras con pocos escrúpulos que se querrán aprovechar de tu desesperada situación. Y ya no hablamos sólo de entidades de dudosa moralidad que quieran desangrarte a comisiones, si no incluso phishing o timos online que son directamente un robo.

En Top5Credits estamos para ayudarte. Por ello, además de poder acceder a los préstamos personales o micropréstamos que analizamos sin miedo a que sean una estafa, hemos decidido darte unos consejos para conseguir los préstamos urgentes más rápidos.

Antes de pedir un préstamo urgente

Te llega esa notificación de la compañía eléctrica en la que te notifican que tienes una deuda impagada. Con las subidas constantes del servicio, te da un vuelco al corazón cuando descubres que se trata de una cantidad elevada, y encima estás lejos de cobrar tu nómina. No sabes cómo ha pasado, pero de repente, si no pagas esa deuda, te quedarás sin luz.

Es difícil, pero en este tipo de situaciones, hay que mantener la cabeza fría. Valora si realmente necesitas un préstamo urgente. Desde ya te advertimos que este tipo de productos no son especialmente baratos, ya que la rapidez es un servicio que se acaba pagando.

  • Si es una factura pendiente de un suministro básico, contacta con el proveedor: quizás te den una alternativa, como fraccionar el pago, o tengas más tiempo del que crees para pagarla (recuerda que muchos proveedores de servicios son agresivos en cuanto a sus recobros). Recuerda que este tipo de suministros básicos, por ley, se han vuelto más complicados de interrumpir por impago. Valora también pedir ayuda en alguna ONG o incluso a las autoridades.
  • Si es una factura pendiente de un proveedor telefónico, al igual que con los servicios básicos, plantea con el proveedor una solución alternativa. Muchas telefónicas, además, cobran gastos por mora en caso de impago. Si dicho recargo es lo que te preocupa, haz bien los cálculos y asegúrate que no acabas pagando más pidiendo un préstamo. Puede que los cargos por mora de tu deuda telefónica sean elevados, pero quizás puedas amortizarlos antes que con un préstamo urgente, y de esta manera acabar pagando menos.
  • Si se trata de una multa, contacta con las autoridades. La gran mayoría de las veces, éstas permiten alternativas como fraccionar el pago. Además, si crees que es una sanción injusta, incluso podrías apelarla. No obstante, no entres en pánico, ya que es poco probable que una sanción administrativa se complique tanto que acabes dando con tus huesos en la cárcel.
  • Si quieres aprovechar una oferta u oportunidad irrepetible, piénsalo bien. Piensa si ese bien que vas a adquirir vale el precio que acabarás pagando. Y calcula si el descuento realmente es inferior a los intereses del préstamo. Si adquieres un vestido al 50%, pero acabarás pagando un 100% en intereses del préstamo, no solo no estás ahorrando, si no pagando más que el producto sin rebajar.

Préstamos personales o micropréstamos urgentes

Una vez tengas claro que realmente necesitas un préstamo personal en el acto, tendrás que caer en cuenta de lo siguiente: a cuanto más importe, más burocracia.

Esto significa que si necesitas 50 euros, la burocracia necesaria seguramente se limite a verificar tu identidad, y es probable que en unos minutos tengas tu préstamo. Al ser un importe tan pequeño, la financiera incluso puede que prefiera perderlos, ya que de cualquier modo ganará un nuevo cliente. Pero, si hablamos de importes mayores, como por ejemplo un préstamo urgente de 2000 euros, la financiera querrá asegurarse de que ese dinero será devuelto. Y esto, normalmente, supone mayor burocracia y tiempo de ingreso.

No hay un importe mínimo o máximo oficial que nos permita diferenciar a los Préstamos Personales de los Micropréstamos. Esto es debido a que a efectos legales, ambos se tratan de Préstamos al Consumo, y es la financiera quien establece las normas respecto a su aprobación, condiciones e inmediatez, siempre y cuanto se encuentren dentro del marco legal. No obstante, podemos decir que aproximadamente, un micropréstamo deja de serlo cuando es superior a los 1000€.

Conseguir un micropréstamo urgente puede ser muy fácil. Pero pedir un préstamo personal, no tanto.

Trucos si necesitas un préstamo urgente de más de 1000 euros

Como decimos, los préstamos menores de 1000€ son relativamente fáciles de conseguir en poco tiempo. No obstante, si superamos esa cantidad, no será fácil. No obstante, os damos unos trucos.

  • Solicítalo a tu banco de siempre. Aunque la banca tradicional no suele ser la más rápida, si te conocen seguramente podrán darte el dinero que necesitas de inmediato. SI has sido buen cliente, es muy probable. Un ejemplo de ello es ING Direct, que suele tener siempre préstamos preconcedidos para sus clientes.
  • Acude a una financiera que ya hayas usado. Puede que hayas pedido un préstamo anteriormente a una financiera y no te hayas dado ni cuenta. ¿Cómo es posible? Muy sencillo: si has pagado algo a plazos anteriormente, seguro que has contratado un préstamo. Por ejemplo, es común que Cofidis financie compras en establecimientos, por lo cual, si has adquirido ese portátil a plazos, puede que realmente hayas sido cliente de Cofidis sin darte cuenta. En este caso, puedes acudir a dicha financiera, ya que tendrán tus datos y podrán concederte el préstamo rápidamente. Eso en caso de que hayas sido un buen cliente, por supuesto.
  • Combina micropréstamos. ¡Cuidado con esto! Solo deberías hacerlo en caso de que realmente tengas buenas ofertas, como pueden ser los microcréditos al 0% para nuevos clientes. Solo en caso de extrema necesidad y si realmente tienes buenas ofertas.

Tiempos de ingreso de micropréstamos

Si lo que necesitas es un micropréstamo de menos de 1.000€, estás de enhorabuena. Son muchas las entidades que, en minutos, pueden llegar a ingresar el dinero en tu cuenta. A continuación tienes una tabla con las condiciones y los tiempos más comunes en este tipo de préstamos.

TiempoCondiciones
InmdiatoEn caso de líneas o tarjetas de crédito, o bancos y financieras online con préstamos preconcedidos de los que ya seas cliente.
– de 15 minutosEn caso de que seas cliente recurrente, o seas nuevo cliente con banca online y la entidad use verificadores de identidad online como Instantor, y el importe no supere los 300€.
– de 1 horaEn caso de que seas cliente recurrente, o seas nuevo cliente con banca online y la entidad use verificadores de identidad online como Instantor.
– de 24 horasEn caso de que seas nuevo cliente y la entidad use verificadores online como Instantor, y el importe supere los 300€
– de 48 horasEn caso de que seas nuevo cliente, necesites enviar documentación y que ésta sea verificada por algún agente.
+ de 48 horasEn caso de que pidas un importe por encima de los 500€, seas nuevo cliente y tengas que enviar documentación para verificar tu identidad.

Por supuesto, esta tabla no contempla todos los casos posibles, y cada entidad es diferente. Por ejemplo, cuenta también que si se requiere verificación manual, peridos festivos o estivales pueden ser más lentos, y cada entidad pedirá una documentación diferente, que puede que te tome más o menos tiempo conseguir. No obstante, memoriza que cuanto menos dinero y más información tenga la entidad, más rápido.

Trucos para ahorrar en tu préstamo urgente

Como decimos, generalmente los préstamos urgentes no son los más baratos. No obstante, te damos unos trucos para que la urgencia no acabe arruinándote a largo plazo.

  • Usa ofertas al 0% para nuevos clientes. Financieras como Vivus ofrecen hasta 300€ al 0% a sus nuevos clientes. Estas ofertas son totalmente limpias, así que aprovecha.
  • Amortiza el préstamo lo antes posible. Si contratas el préstamo a devolver a 3 meses, pero cuando llega la primera mensualidad puedes abonarlo, hazlo. Cada cuota más que pagues es dinero que va a las comisiones.
  • Baraja usar tarjetas de crédito. Tarjetas como la Tarjeta Oro de WiZink o Líneas de Crédito como la de Ferratum pueden ser alternativas buenas y rápidas, ya que la mayoría sólo cobran intereses en caso de aplazar los pagos. En caso de abonar el cargo al mes siguiente, pueden salirte gratis.
  • Si pides más de lo que necesitas, amortízalo. Si necesitas 150€ pero el mínimo a pedir son 300€, amortiza directamente la otra mitad. No caigas en la tentación de gastártelo.