Pluriempleo: Qué debes saber

pluriempleada

La situación que vivimos actualmente, por desgracia, no es la más favorable a la hora de encontrar un empleo. Las restricciones y los varios confinamientos que se han producido, han destruido muchos puestos de empleo, o forzado a los empleadores a reducir jornadas, mermando así los ingresos de los trabajadores. Por ello, es probable que muchos pensemos en aplacar esta situación mediante el pluriempleo.

¿Qué es el pluriempleo?

El pluriempleo es, en pocas palabras, trabajar para dos o más empleadores diferentes. Un ejemplo muy común es en la industria de la sanidad o educación, donde un enfermero puede trabajar a tiempo parcial en un hospital público y también en otro privado, así como una profesora de inglés puede desempeñar sus funciones en dos escuelas diferentes, con diferentes empleadores (sea público o privado).

No obstante, es importante diferenciarlo de la pluriactividad. En este caso, hablamos de una persona que ejerce dos o más actividades, pero en diferentes regímenes de la Seguridad Social. Por ejemplo, un fotógrafo puede impartir clases para una escuela, pública o privada, teniendo de esta manera un empleador, pero luego tener su propia actividad como autónomo, o incluso su propia empresa. Al ser dos actividades distintas (empleo y autónomo/empresario), es cuando hablamos de pluriactividad.

Ventajas del Pluriempleo

Ser pluriempleado se suele asociar siempre a estar en una mala situación, al verse forzado a tener que desempeñar dos empleos diferentes. No obstante, no ha de ser así; estas son sus ventajas:

  • Mayores ingresos: Puede que prefiramos estar pluriempleado porque, a nivel salarial, nos compensa. Por ejemplo, puede que nuestro trabajo como funcionario esté mucho mejor remunerado que nuestro otro empleo en una empresa privada, y trabajar media jornada nos reporte muchos más beneficios que hacer la jornada completa en la empresa.
  • Aumento de nuestra cotización. Al tener dos o más pagadores, cotizaremos mucho más. No será algo que notaremos en nuestro bolsillo, pero de cara a las ventajas que tiene aportar más (como acceder a una jubilación anticipada), nos recompensa.
  • Diversificación de nuestro empleo. Tanto si trabajamos en el mismo campo como en otros, experimentar dos ambientes de trabajo diferentes puede ser muy gratificante. Tanto para nuestro crecimiento profesional como para el autoconocimiento; por ejemplo, puede que descubramos si preferimos trabajar en una administración pública o privada.

Desventajas del Pluriempleo

Por supuesto, trabajar más suele significar cobrar más. No obstante, estar pluriempleado no siempre es tan ideal.

  • Existe un máximo de cotización. Por muchas horas que hagas y por mucho que ganes, existe un techo que no podremos rebasar.
  • Obligatoriedad de declarar a Hacienda y, probablemente, devolver. Siempre que tengamos más de un pagador, tendremos que hacer la declaración de la renta. Y, si estamos pluriempleados, es muy probable que tengamos que pagar a Hacienda.
  • Dificultad de conciliación. El principal problema de tener dos puestos de trabajo, es que es probable que perdamos muchas más horas en trayectos, especialmente si la misma jornada realizamos dos de nuestros empleos. Además, tendrás menos maniobra de controlar tus horas de trabajo o arreglar tus vacaciones al tener que lidiar con dos empleadores.
  • Precariedad. Por desgracia, muchas veces no acabamos siendo pluriempleados por ambición, si no por ausencia de oportunidades. Muchas personas pueden acabar en esta situación debido a empleos precarios o temporales que nos impiden llevar una vida digna.
pluriempleo y precariedad
Ser pluriempleado tiene sus ventajas y desventajas, aunque se asocia a la precariedad.

Pluriempleo y Seguridad Social

La mayor parte de las dudas que nos surgen a la hora de ser pluriempleados están relacionadas con la Seguridad Social y sus cotizaciones.

Por ejemplo, como hemos indicado en sus desventajas, hay que saber que nunca podremos cotizar más de 4.070,10€ mensuales, independientemente de nuestra actividad. Por ello, nunca podremos cotizar más.

También, como indicamos anteriormente, este exceso de cotización puede afectar a nuestra jubilación, dándonos la opción de prejubilarnos antes.

Otras consideraciones si somos pluriempleados

A continuación, te explicamos más detalles que deberías tener en cuenta si decides ser pluriempleado.

  • Siempre tendrás que informar a todos tus empleadores de tu situación como pluriempleado.
  • Además, tendrás que informar a la Dirección Provincial de la Seguridad Social.
  • Independientemente de tus pagadores, nunca podrás superar las 12 horas diarias que se pueden hacer por ley, siempre respetando las 12 horas de descanso entre jornada y el derecho a día y medio de descanso semanal.

Más Información