¿Qué es un crédito refaccionario?

refraccionario

Un crédito refaccionario es una manera en la que un inversor puede financiar las obras de rehabilitazión o reforma de un inmueble.

Tabla de Contenidos

Definición de crédito refaccionario

La palabra refaccionario, según el Diccionario de la Real Academia de la Lengua Española, como el “dinero invertido en fabricar o reparar una cosa”.

Entonces, ¿Qué es un crédito refaccionario? Podríamos pensar que simplemente se trata de un préstamo que se otorga para reformar una vivienda o fabricar algo. Pero no es tan sencillo.

Los créditos refaccionarios son más una herramienta de inversión que un crédito normal. Un inversor puede otorgar este tipo de préstamo a un promotor inmobiliario para que realice las obras pertinentes. Es un crédito regulado, al considerarse «préstamo privilegiado«, y ha de ser registrado en el Registro de la Vivienda.

No sólo eso; el acreedor ha de recibir pruebas y justificantes del uso del dinero exclusivamente para las obras requeridas. Toda la legislación la podrás encontrar en el Código civil, artículos 1.923 y 1.927.

definición de crédito refraccionario
Un crédito refaccionario se trata de un préstamo que el acreedor refacionario concede con el objeto de realizar una obra o rehabilitación de un inmueble.

Diferencias con otros préstamos

La principal diferencia entre éste y otros préstamos es su estatus de préstamo privilegiado.

Para empezar, los préstamos privilegiados no se otorgan a particulares, si no que son herramientas de inversión. Este tipo de créditos, en primer lugar, tienen que ser devueltos de manera prioritaria. También son otorgados mediante concurso de acreedores, no mediante libre elección.

Por otro lado, estos préstamos no son otorgados a particulares. Se tratan, como decimos, de obras, ya sean públicas o privadas, efectuadas por promotoras. Por ello, has de diferenciarlos de los préstamos para reformas.

obras crédito refraccionario
Los préstamos reraccionarios son concedidos en su mayor parte por entidades que esperan enriquecerse con las mejoras de la obra.

Cómo acceder a créditos refaccionarios

Como indicamos en el punto anterior, lamentablemente, un crédto refaccionario no está disponible para reformas individuales. No obstante, puedes hablar con tu inmobiliaria para que tome uno si consideras que tu vivienda necesita una reforma. No obstante, no es común que suceda.

Otra opción, si es tu propia vivienda, es recurrir a un préstamo por reforma.

Este tipo de créditos se caracterizan por entregar sumas de dinero bastante generosas a un interés razonable. Esto puede hacerse debido a que la posesión de una vivienda indica una cierta solvencia económica.

De hecho, si estamos en ASNEF, incluso podríamos optar a un préstamo de garantía hipotecaria, en la cual nuestra vivienda será el aval.

Por supuesto, como con cualquier crédito, este tipo de préstamo deberá tomarse con cautela y sólo si sabemos que podremos devolverlo.

préstamo obras
Como particular, la mejor manera de realizar una reforma es pedir un préstamo de reformas.

Preguntas y Respuestas

¿Qué es un crédito refaccionario?

Un crédito refaccionario es un crédito cuyo cometido es la rehabilitazión o reforma de un inmueble, ya sea para la obra de nueva vivienda o local o reforma del mismo.

¿Qué bienes se pueden financiar con un crédito refaccionario?

Se pueden financiar bienes inmuebles, así como

¿Quién ofrece el crédito refaccionario?

Los créditos refaccionarios son otorgados por entidades que invierten en el bien a reformar o rehabilitar, sin tener que ser financieras o bancos.

¿Cómo se registra un crédito refaccionario?

El acreedor refaccionario es quien tendrá que efectuar el registro del mismo en el Registro de la Propiedad, tras un juicio pericial.