apalancamiento financiero
apalancamiento financiero

El término Apalancamiento significa, en el mundo financiero, una técnica de inversión consistente en contraer una deuda para realizar una inversión, esperando no sólo recuperar el dinero endeudado si no reportar beneficios. Es una táctica muy agresiva y de alto riesgo, pero que también puede reportar pingües beneficios.

¿Qué es una operación de apalancamiento?

Cuando hablamos del mundo financiero, apalancarnos no significa estar quietos. Más bien, es todo lo contrario; se trata de una táctica de inversión muy agresiva que tiene de todo menos estabilidad.

Cuando decimos que estamos apalancados o estamos haciendo un apalancamiento financiero, estamos indicando que hemos decidido pedir un préstamo para invertir en un activo o valor que esperamos que no sólo nos permita devolver el crédito con intereses, si no también generar beneficios.

Por supuesto, se trata de una operación de inversión de alto riesgo, la cual puede conducirnos a una situación muy desagradable, y como el corto plazo, sólo está recomendado para inversores expertos.

Deuda para aumentar el capital

Como decimos, apalancarse en términos financieros es una de las tácticas más arriesgadas que existen, pero es cierto que bien realizada, esta técnica puede reportarnos una alta rentablidad.

Para ello, tenemos que tener en cuenta varios factores:

  • Rentabilidad de la inversión. Si vamos a hacer un apalancamiento financiero, ha de ser para invertir en un activo de alta rentabilidad. Nunca hagas un apalancamiento si el margen de beneficios es escaso, ya que no compensará el riesgo. Como mínimo debería de tener un gran margen de beneficios después de restar los intereses del crédito.
  • Plazo de rentabilidad. El apalancamiento se usa para inversiones a corto plazo, ya que tendremos que devolver el crédito lo antes posible para ahorrar las comisiones, por lo que debemos disponer de la rentabilidad en el periodo más corto que podamos.
  • Buenos intereses. Si vamos a pedir un crédito para apalancarnos, debemos asegurarnos que el préstamo que recibimos tiene condiciones buenas respecto a la devolución y la TAE. Apalancarse para acabar pagando intereses es la peor decisión que podemos tomar.
  • Capacidad para amortizar. Si te introduces en la inversión a corto plazo y el apalancamiento, deberás tener un plan B por si sale mal. Invertir todos tus ahorros en una inversión arriesgada no es la mejor opción.

Más información

Cantidad Solicitada
+
Comparamos préstamos de 100 a 10.000 euros con diferentes tipos de intereses, desde el 0% hasta el 390%. Como ejemplo, un préstamo de 1.000€ a un plazo de dos años, con un TAE del 79,38% tiene unos intereses de 737,61€. Cantidad total a devolver 1.737,61€.

TAE mínimo 0% - TAE máximo 390%. Devuélvelo en un plazo desde 3 a 72 meses.