que es un copago
copago sanitario

Un copago o copago sanitario es un sistema por el cual se prestan servicios sanitarios de manera pública, pero con la particularidad de que el beneficiario paga una porción del mismo. Este sistema se usa para ahorrar gastos y concienciar del gasto que suponen los servicios sanitarios.

¿Qué es el copago sanitario?

En las sociedades del bienestar occidentales, ya sean socialdemocracias o no, el contrato social establece que es competencia del Estado procurar la salud de sus ciudadanos. Por ello, los servicios de sanidad públicos son, en mayor o menor medida, subvencionados por el Estado y, por ende, por los propios ciudadanos. Ya sea mediante impuestos directos o, más comúnmente indirectos, el Estado se encarga de mantener una infraestructura sanitaria que garantice el acceso a sanidad a todos los individuos.

No obstante, muchos Estados hoy por hoy apuestan por un modelo mixto: el copago sanitario. En este modelo, la sanidad sigue siendo una administración pública que financiamos con nuestros impuestos, aunque se nos carga una parte del coste médico directamente tras el uso de dicho servicio. Aunque la cantidad suele ser bastante moderada en comparación al gasto final, sus detractores afirman que el sistema de copago es una vía hacia la privatización de la sanidad.

copago sanitario
Aunque el copago suele ser más conocido por su variante sanitaria, existen muchos tipos de copago, especialmente en los seguros.

Copago en un Seguro Médico, de Auto o Diversos

No obstante, el copago no es sólo un sistema que se aplique a la sanidad pública. Debido a la naturaleza de la administración pública, su funcionamiento es similar al de los seguros. El ciudadano paga una cuota (impuesto) a cambio de que la entidad a la que pagamos cubra los costes que puedan surgir en determinadas circunstancias. Por ello, el copago es muy habitual, incluso más debido a su carácter de negocio, en los seguros médicos.

Además del copago sanitario en seguros de salud, existen otro tipo de copagos. Esto sucede tanto en seguros de auto como en diversos (hogar, viaje, negocio…). Por ejemplo, el pago de una franquicia en caso de accidente o siniestro, no deja de ser un copago, aunque normalmente lo llamemos franquicia.

Es muy importante no confundir copago con coseguro, ya que el copago es una cantidad fija (como en las franquicias), mientras que un coseguro es un porcentaje del importe total.

Pros y Contras

Respecto al copago sanitario, existe una opinión fuertemente dividida entre los que están a favor o en contra. Esto se acentúa debido a que las posiciones respecto a este sistema están fuertemente influenciadas por la ideología personal. Por lo tanto, quienes abogan por Estados más socialdemócratas reniegan de uso, mientras quienes desean Estados más liberales, lo defienden.

A su favor, lo más obvio es el evidente ahorro que supone. No sólo por la porción que el beneficiario pagará, si no por el elemento disuasorio a la hora de saturar los servicios sanitarios innecesariamente.

No obstante, quienes están en contra, defienden que este sistema discrimina a las rentas bajas, además de que promueve el abandono de terapias y medicación debido a su coste.

Cantidad Solicitada
+
Comparamos préstamos de 100 a 10.000 euros con diferentes tipos de intereses, desde el 0% hasta el 390%. Como ejemplo, un préstamo de 1.000€ a un plazo de dos años, con un TAE del 79,38% tiene unos intereses de 737,61€. Cantidad total a devolver 1.737,61€.

TAE mínimo 0% - TAE máximo 390%. Devuélvelo en un plazo desde 3 a 72 meses.