Descubierto

quedarse en descubierto

Un Descubierto en una cuenta bancaria es un servicio ofrecido en el banco en el cual, si recibimos un cargo en nuestra cuenta y no tenemos suficiente dinero, en vez de rechazar la operación, deja nuestra cuenta en negativo. También conocido como quedarse en números rojos, esta opción, a pesar de lo que se piensa, no está siempre activada y nuestro banco puede decidir no permitirnos quedarnos con saldo negativo.

Explicación del Descubierto Bancario

Un descubierto bancario no es simplemente quedarse con saldo negativo. Como hemos indicado, se trata de un servicio, y como tal, tiene sus propias condiciones de uso, limitaciones y posiblemente cargos.

En primer lugar, recordamos de nuevo que este servicio ha de estar activado. Algunos bancos no lo tienen activado por defecto aunque podamos optar a dicho servicio. Luego, algunas veces podemos quedarnos en negativo por recibos o pagos domiciliados, pero no a través de compras. Y, por último, muchos bancos aplican una TAE al gasto descubierto de nuestra cuenta (se trataría pues de un préstamo).

Has de tener en cuenta que tu descubierto probablemente tenga un límite. Lo más normal es que no podamos estar ilimitadamente en números rojos, y la entidad bancaria no nos permita más de cierta cantidad. Además, muchos bancos cobran una comisión por este servicio. Ésta puede ser una comisión fija o una comisión basado en el importe negativo al que lleguemos.

Los bancos no siempre tienen la opción del descubierto bancario o quedarse en números rojos, y devolverán el pago si no tenemos saldo.

Cómo acabar en números rojos

Acabar debiendo al banco una suma de dinero, cuando tenemos un servicio de descubierto activo, es muy sencillo, desgraciadamente. En Top5Credits te resumimos los principales motivos por los que solemos acabar en descubierto.

  • Recibos y Pagos Domiciliados. Son los reyes de dejarnos en números negativos. Un gran número de veces esto sucede porque la domiciliación es al día 1 del mes, y puede que nuestro sueldo se ingrese más tarde (por ejemplo, los desempleados cobran el 10 de cada mes)
  • Pago con tarjeta. La segunda gran razón, y es que ya sea usar la de débito cuando no tenemos saldo, o recibir el cobro de las operaciones del mes pasado de nuestra tarjeta de crédito, nos suele dejar en números rojos.

Cómo evitar acabar en Descubierto

Ahora que ya sabes los principales motivos que nos hacen acabar con nuestra cuenta del banco en números rojos, te damos una serie de consejos para que no acabes con tu cuenta en Descubierto.

  • Modifica tus pagos domiciliados. Si ingresas la nómina a finales de mes, intenta que se te cobre a principios. Siempre deja unos días de margen entre que ingresas tu sueldo y pasan los recibos por tu cuenta. Recuerda que aunque por defecto los recibos domiciliados se pasen el primer día del mes, con muchas entidades podrás cambiar la fecha.
  • Consulta tu saldo. Estar al tanto de tu saldo disponible es vital. Recuerda que no es necesario acudir a cajeros y que podrás consultarlo online a través de la página o aplicación telefónica de tu banco.
  • Desactiva el Descubierto. Si se te hace muy complicado controlar tu gasto y acabas siempre en números rojos, plantea desactivar este servicio. Especialmente si tu banco te cobra intereses, quizás es lo que necesitas para sanear tu economía.

Más información