cuentas bancarias

Es común que siempre pensemos que sabemos más de lo que realmente somos conscientes. Esto sucede con los productos financieros especialmente, ya que suponen una importante parte de nuestra vida. Si nos lees con asiduidad, ya sabrás que existen muchos tipos de préstamos. Pero también sucede con los tipos de cuentas bancarias.

En Top5Credits hemos recopilado las diferentes modalidades de cuenta bancaria, para que puedas conocer qué estás contratando en cada momento y qué es lo que necesitas. Nuestro consejo es que elijas la cuenta que necesitas, no la que te vendan.

Puntos clave

  • Tipos de cuentas bancarias: Cuenta Corriente, Cuenta Nómina, Cuenta Ahorro, Cuenta Remunerada, Cuenta Joven, entre otras especializadas como Cuenta de Valores, Cuenta de Negocio, Cuentas de Divisas y Cuentas Online.
  • Características principales: Cada tipo de cuenta tiene características y beneficios específicos adaptados a las necesidades del cliente. Por ejemplo, las cuentas nómina suelen tener más ventajas y descuentos que las cuentas corrientes.
  • Comisiones y tasas de interés: Es esencial prestar atención a las comisiones y las tasas de interés que cada cuenta ofrece. Algunas cuentas, como las remuneradas, ofrecen intereses inicialmente elevados que luego pueden disminuir.
  • Proceso de apertura: Se puede abrir una cuenta bancaria visitando las sucursales o, si el banco lo permite, a través de su banca en línea o aplicación.

¿Qué es una cuenta bancaria?

Una cuenta bancaria es un depósito de dinero que te permite realizar operaciones básicas y esenciales, como domiciliar cobros y pagos, hacer transferencias o sacar dinero con tarjeta.

Al abrir una cuenta, puedes solicitar y vincular otros productos: tarjetas (muchas entidades las ofrecen sin costo), seguros, depósitos, hipotecas y préstamos, entre otros.

Las cuentas bancarias pueden tener ciertas comisiones, siendo las de administración y mantenimiento las más comunes. Sin embargo, puedes eludirlas si, en la mayoría de los casos, domicilias la nómina u otra fuente de ingresos.

Cuenta Corriente

La cuenta corriente es la cuenta bancaria más básica y común. Este tipo de cuentas es, de forma resumida, una cuenta que permite ingresar dinero de manera periódica o puntual, así como retirar dinero sin ninguna condición. Este tipo de cuentas puede o no estar asociada a una nómina.

En este producto puedes asociar pagos, cuotas y tarjetas, y no debería usarse como cuenta para ahorrar ya que no generará intereses.

Producto¿Qué operaciones puedes realizar?Ventajas adicionales y público objetivo
Cuenta corrienteDeposita o retira dinero cuando quieras
Realiza pagos y transferencias nacionales e internacionales
Domicilia tus recibos (sueldos, pensiones e ingresos habituales)
Vincula una tarjeta
Contrata otros productos y servicios financieros.
Gestiona tu economía diaria de manera sencilla y rápida.
Accede a tu dinero a través de diversos canales: en cajeros, por transferencia, mediante cheque, y más.
Opera fácilmente con la banca digital o la aplicación del banco.
Ideal para quienes necesitan realizar operaciones financieras básicas y no buscan ahorrar dinero.

Cuenta Nómina; tipos de cuentas bancarias

Muchas veces se la confunde con la Cuenta Corriente, sin embargo, no es exactamente lo mismo. Aunque en esencia una cuenta nómina nos permite lo mismo que una cuenta corriente, tiene como requisito indispensable que nuestra nómina esté asociada a la cuenta.

Este tipo de productos suelen tener más ventajas que las cuentas corrientes, ya que pueden descontarnos importes en los recibos, y suelen venir con tarjetas de crédito o débito asociadas y gratuitas.

Requisito obligatorio con ventajas que te van a encantar:

  • Descuentos y bonificaciones en tus recibos.
  • Sin comisiones en las operaciones básicas.
  • Rentabilidad, aunque los tipos de interés sean bajos.
  • Y, además, ¡regalos para ti!

Cuenta Ahorro

Este tipo de cuenta bancaria es otra de las más conocidas. Mientras que por un lado existen las cuentas que usamos diariamente, este tipo de cuentas están destinadas a ahorrar, por lo que siempre generarán un interés a nuestro favor.

Aunque antiguamente solían ser depósitos a plazo fijo (es decir, no podías sacar el dinero hasta transcurrido cierto tiempo), hoy en día existen muchas que nos permiten retirar el dinero casi con la misma asiduidad que con las cuentas corrientes, claro que no es lo ideal.

Dentro de las opciones bancarias, están las cuentas de ahorro. Como su nombre lo indica, están diseñadas para ahorrar, generando así rentabilidad a través de los intereses.

  • Aunque no permiten el débito directo de nóminas ni la asociación de tarjetas, lo cual podría parecer un inconveniente inicial, esta limitación se ajusta a su objetivo principal: el ahorro.
  • Permiten enviar y recibir dinero de otras cuentas bancarias, ya sea mediante una transferencia. Sin embargo, no puedes retirar dinero en cajeros automáticos.
  • Lo mejor de todo, puedes disponer de tu dinero cuando lo desees. Una cuenta de ahorro se puede liquidar en cualquier momento, sin penalizaciones ni comisiones.

Cuenta Remunerada; tipos de cuentas bancarias

Este producto es relativamente, y supone una fusión entre una cuenta de ahorro y una cuenta nómina o cuenta corriente. Se trata de una cuenta donde podemos ingresar nuestra nómina y tener el dinero siempre disponible, pero también generaremos intereses a nuestro favor.

La principal diferencia con las cuentas de ahorro es que podemos usar esta cuenta también como cuenta principal, ya que nos permite domiciliar pagos, a diferencia de las cuentas de ahorro, y suele incluir una tarjeta de débito.

A primera vista, las cuentas remuneradas y las cuentas de ahorro parecen ser el mismo producto financiero. Sin embargo, tienen ciertas diferencias clave:

  • Las cuentas remuneradas pueden permitir domiciliar la nómina o la pensión, por lo que se ven como un híbrido entre una cuenta de ahorro y una cuenta corriente.
  • Al abrir una cuenta remunerada, es posible que te proporcionen una tarjeta.
  • Estas cuentas ofrecen una gama más amplia de operaciones que las cuentas de ahorro.
  • En cuanto a intereses, las cuentas remuneradas ofrecen tasas más altas durante los primeros meses, pero luego se reducen. En cambio, en las cuentas de ahorro, la rentabilidad suele mantenerse constante.

Cuenta Joven

Las cuentas jóvenes suelen ser cuentas corrientes ideadas para personas menores de cierta edad (normalmente entre 26 y 30), las cuales se presupone que no cuentan con grandes ingresos. Por ello, suelen tener ventajas como la ausencia de cualquier tipo de intereses.

Pueden domiciliar pagos y recibos como cualquier otra cuenta corriente, y aunque no son los mejores productos para ahorrar, puede que sea la mejor manera para empezar.

Otro tipo de cuentas

Puede que hayas parado aquí buscando sobre cierto tipo de cuenta bancaria y no hayas encontrado lo que buscabas. Y es que existen tantos tipos de cuentas bancarias como necesidades financieras. Otro tipo de cuentas bancarias son las siguientes:

  • Cuenta de Valores: Este tipo de cuentas, en vez de contener dinero, contiene acciones, y está pensada para inversores.
  • Cuenta de Negocio: Ideada para empresas y adaptadas a sus necesidades.
  • Cuentas de Divisas: Cuentas para depositar en monedas extranjeras.
  • Cuentas Online: Son cuentas gestionadas por entidades financieras online.

Cómo abrir una cuenta bancaria: Pasos a considerar

Existen diversas formas de abrir una cuenta bancaria, todo varía según la inclinación digital del banco elegido. Generalmente, se recomienda visitar las sucursales del banco, donde podrán responder todas tus preguntas.

  • Documentos necesarios para abrir una cuenta:
  • El DNI
  • Una copia de la nómina. No siempre es obligatorio
  • Si la cuenta es para un menor, es necesario tener una autorización de un adulto o tutor legal

Además, si el banco lo permite, puedes abrir la cuenta a través de su banca en línea o aplicación. El proceso es sencillo:

  • Completa el formulario con tus datos personales
  • Ingresa detalles de la otra cuenta donde figures como titular
  • Envía una copia de tu DNI, por ambos lados
  • Confirma tu identidad. Usualmente, la opción más común es por videollamada
  • Recibe tus códigos de acceso y activa la cuenta.

Conclusión

Elegir la cuenta bancaria adecuada es esencial para gestionar nuestras finanzas eficientemente. Es fundamental conocer los diferentes tipos de cuentas y sus características para determinar cuál se adapta mejor a nuestras necesidades. Además, debemos familiarizarnos con las comisiones y tasas de interés para decidir correctamente.

Preguntas Frecuentes

¿Qué es una Cuenta Nómina y en qué se diferencia de una Cuenta Corriente?
Una Cuenta Nómina es similar a la Cuenta Corriente, pero requiere que la nómina esté asociada a la cuenta. Suelen ofrecer más beneficios y descuentos que las cuentas corrientes.

¿Qué tipo de cuenta es recomendable para ahorrar?
La Cuenta Ahorro está diseñada específicamente para ahorrar, generando intereses a favor del cliente.

¿Las Cuentas Remuneradas y las Cuentas de Ahorro son lo mismo?
No, las Cuentas Remuneradas son un híbrido entre una cuenta de ahorro y una cuenta corriente o nómina, permitiendo más operaciones y ofreciendo intereses.

¿Qué son las Cuentas Joven?
Son cuentas diseñadas para personas jóvenes, normalmente menores de 26 a 30 años, y suelen tener ventajas como la ausencia de intereses.

¿Es posible abrir una cuenta bancaria en línea?
Sí, si el banco lo permite, puedes abrir la cuenta a través de su plataforma en línea o aplicación, siguiendo un proceso sencillo y verificando tu identidad.