Prestamista

definición prestamista

Un prestamista es una entidad física o jurídica la cual, en un contrato de préstamo, es la figura que presta el dinero. En otras palabras, es la parte que otorga una determinada cantidad de dinero al prestatario, que es la figura que recibe el crédito y como deudor, tiene la obligación de devolverla al prestamista, sumando los intereses pactados.

¿Quién puede ser prestamista?

Normalmente, cuando pensamos en un prestamista, solemos pensar en un banco o una entidad financiera. Y es que en un contrato normal de préstamo, esto es lo más común. Después de todo, tanto bancos como entidades de crédito son las entidades que se dedican profesionalmente a dar créditos, ya sean préstamos al consumo o hipotecas.

No obstante, prácticamente cualquier entidad física o jurídica es capaz de redactar un contrato de préstamo. Éste, además, no tiene por qué tener como objetivo la ganancia a través de comisiones por parte del prestamista.

El ejemplo más rápido es cuando un familiar nos hace un préstamo En éste caso, nuestro familiar será un prestamista a todos los efectos. Aunque normalmente se trata de un proceso informal, cuando se trata de mucho dinero, lo recomendable es redactar un contrato de préstamos entre particulares, ya que aunque no estamos obligados a declarar este tipo de acciones, si existe un movimiento de capital elevado en nuestras cuentas, puede que la Agencia Tributaria decida averiguar la procedencia de dicho capital, por lo que es mejor tener un registro del origen del préstamo

Otros organismos también otorgan préstamos, especialmente organismos gubernamentales o internacionales, como el famoso Fondo Monetario Internacional.

prestamista y prestatario
Lo más común es que los prestamistas sean bancos o entidades financieras. No obstante, un prestamista también puede ser un particular o una entidad gubernamental.

¿Qué cantidad determinada de dinero ofrece un prestamista?

Lo primero que tienes que saber es que, por ley, no existe un tope por tipo de prestamista. Es decir, el banco puede prestarnos 300€, mientras que nuestra abuela puede prestarnos 5.000.000€ de euros para adquirir una vivienda. Pero, como puede pensar, esto no es lo habitual.

Si necesitas un préstamo y no sabes cuál es el prestamista adecuado, te presentamos las cantidades más habituales y el prestamista indicado.

  • Préstamos hasta 300€. Suelen ser otorgados por financieras online, ya que sus costes de gestión y riesgos al otorgarlos son mínimos.
  • Préstamos hasta 3.000€. Puedes acudir tanto a financieras online como a otras más tradicionales, aunque los bancos no suelen dar créditos inferiores a 3000 euros.
  • Préstamos de más de 3.000€. En este caso lo mejor será acudir a bancos o financieras especializadas en créditos de mucho importe.
  • Hipotecas. Sólo los bancos tradicionales ofrecen hipotecas.

Más información