TAE (Tasa Anual Equivalente)

Tasa de Interés Anual

La TAE o Tasa Anual Equivalente es un índice que calcula el total de intereses a abonar a lo largo de un año aplicados al crédito que solicitamos. Esta tasa incluye comisiones como las de apertura o estudio, a diferencia de la TIN, que sólo incluye el interés de la cuota. Este índice siempre ha de figurar en el contrato de un préstamo, y es el índice que usaremos para calcular cuán caro o barato es un préstamo.

La TAE como índice de referencia

La TAE es el índice que usaremos para saber si un préstamo es caro o barato. Cuanto menor sea el porcentaje, significa que pagaremos menos intereses a lo largo de un año. No obstante, es importante tener en cuenta que el tiempo que nos demoremos en pagar el crédito también influirá en el precio final del mismo.

Por ejemplo, si pedimos un crédito de 1000€ al 10%, pagaremos 100€ si lo pagamos en 12 meses. No obstante, si lo pagamos antes, será menos de 100€, y se encarecerá si tardamos más de un año al pagarlo.

Diferencia entre la TAE y el TIN

El TIN o Tipo de Interés Nominal es el interés pactado por el que el banco recibirá compensación por el préstamo concedido. En pocas palabras, es la comisión que el banco decide aplicar. Aunque parezca que este índice determinará cuánto pagaremos, el TIN no incluye otras comisiones a parte, como las de estudio o apertura.

La TAE, por el contrario, es la suma de todas las comisiones aplicadas al préstamo. Aun así, puede que la TAE no contemple otros gastos que asumiremos, pero que no están intrínsecamente relacionadas con el préstamo: por ejemplo, seguros de impago o gastos de transferencia.

¿Siempre es malo un porcentaje alto?

Generalmente, sobre todo en el mundo de los préstamos personales, una TAE alta es un mal indicador. No obstante, si lo que hacemos es abrir una cuenta ahorro o depósito, nos interesará una TAE alta, ya que eso significará que recibiremos más intereses al año.

Más información: