Tipos de préstamos
Tipos de préstamos

A la hora de solicitar un préstamo, existen diferentes tipos de créditos que podemos solicitar. Éstos vienen definidos, principalmente, por tres factores difertentes; en qué plazo lo devolvemos, para qué lo solicitamos y qué entidad lo emite o lo recibe.

Tabla de Contenidos

Tipos de préstamos por plazo

préstamos rápidos
Los préstamos pueden ser a corto, medio o largo plazo.

Lo más habitual como consumidores es que, a la hora de solicitar un préstamo, el primer factor que tengamos en cuenta es el plazo en el que lo pagaremos. Esto, obviamente, tras decidir el dinero que solicitaremos. No obstante, no suele existir una división respecto al tipo de crédito por importe, más que los microcréditos (préstamos de menos de 1.000€). El resto de préstamos, se consideran préstamos personales.

No ocurre lo mismo con el tiempo para devolver la deuda. En estos casos, los analistas financieros, bancos y demás entidades hacen una clara diferencia entre tres tipos de préstamos en función al tiempo de su devolución.

  • Préstamos a corto plazo. Consisten en préstamos que se devuelven entre una semana y un año. Comprenden desde los típicos micropréstamos de 300€ a devolver en 15 días, a préstamos de 1.000€ a devolver en seis meses. Cualquier deuda a devolver en menos de un año se considera un préstamo a corto plazo.
  • Préstamos a medio plazo. Son los préstamos a devolver entre uno y tres años. La mayoría de préstamos al consumo entran en esta categoría, inclsuo cuando financiamos nuestras compras. Suelen ser importes entre los 1.000€ a los 10.000€, aunque dependerá de nuestra capacidad de devolver la deuda.
  • Préstamos a largo plazo. Esto incluye cualquier préstamo que tome más de tres años en devolverse. Desde matrículas universitarias privadas que tomen los cinco años de carrera en devolverse, a hipotecas millonarias que se amortizan en plazos de décadas.

Como puedes ver, existe una correlación entre el importe y el plazo de amortización. Generalmente, cuanto más pidamos, más cuotas tendremos que pagar. No obstante, nuestro poder adquisitivo hace que para una persona, 6.000€ pueda ser un préstamo a largo plazo mientras que para otros, en menos de un año puede ser devuelto.

Tipos de préstamos por finalidad

Hipoteca
Los préstamos hipotecarios son el tipo de préstamo que más volumen económico genera.

Otra división aceptada a la hora de clasificar los diferentes tipos de préstamos, y que a menudo también condicionan el importe y el plazo de amortización, es la causa del crédito. Y es que algunos préstamos se regulan a ojos de la ley de manera muy diferente a otros precisamente por la finalidad del préstamo.

A grandes rasgos, existen los siguientes tipos de préstamo según su finalidad:

  • Préstamo al consumo o préstamo personal. Son los préstamos más básicos y los que más solemos solicitar. No suele ser necesario especificar el motivo, aunque por motivos de aprobación puede ser necesario. Pedimos un importe en concreto, de una cuantía generalmente
  • Crédito de financiación de bienes. Aunque a veces no seamos consciente, cuando financiamos una compra con el establecimiento, como un electrodoméstico o equipo informático, estamos contratando un préstamo. Aunque normalmente existen financieras intermediarias que actúan como prestamistas, a veces es el mismo establecimiento. Sea quien sea el prestamista, se trata de un préstamo per se. A diferencia de los préstamos personales, el crédito es siempre exactamente el importe de la compra, y las opciones de amortización suelen ser cerradas por la financiera o establecimiento.
  • Reunificación de deudas. Si tenemos muchas deudas acumuladas y la cuota nos ahoga a final de mes, o uno o varios préstamos que antes podíamos liquidar mensualmente sin problemas pero que por situaciones económicas se nos hacen cuesta arriba, podemos pedir un préstamo de reunificación de deudas. Estos préstamos toman las deudas acumuladas, las liquidan, y a cambio nos dan plazos más largos y cuotas más bajas para pagar las deudas, ahora unificadas en un sólo crédito. No obstante, acabaremos pagando más intereses, pero es una buena alternativa si la cuota no nos deja llegar a fin de mes.
  • Préstamos hipotecarios. Los préstamos hipotecarios, por su naturaleza de varios de cientos de miles e incluso millones de euros, están sujetos a sus propias normas. Se rigen por el Euríbor u otros índices en vez de por una TAE común, y están sujetos a un carácter legal diferente. Contratar una hipoteca es un proceso mucho más largo y complicado que tomar cualquier otro préstamo.
  • Financiación empresarial. Este tipo de préstamos son extremadamente complejos y se dividen en varios tipos, pero básicamente se refiere a una inversión empresarial en la que se presta dinero a una entidad que realiza una actividad económica. Pueden ser desde pequeños préstamos para financiar material o maquinaria a grandes rondas de financiación.

Muchos de éstos préstamos pueden dividirse en varias categorías diferentes, pero básicamente éstos son los cinco tipos de préstamos que podrían aglutinar toda la demanda financiera.

Tipos de préstamo por entidad

Banco de España

Otra manera de diferenciar los tipos de préstamos es según la entidad que los facilite. Y es que a pesar de que normalmente pensamos en bancos y financieras como los únicos tipos de prestamistas, existen bastantes otros créditos que tomamos emitidos por otras entidades.

  • Préstamo privado. Éstos son los préstamos más comunes, los que otorgan bancos y financieras, o a veces establecimientos. Normalmente tienen como cometido obtener un beneficio, por lo que nos cobrarán intereses, aunque en ocasiones pueden ser préstamos sin intereses por motivos promocionales.
  • Préstamo entre particulares. Aunque no sea necesario que declares ni realices un contrato si tu amigo necesita 20 euros para el fin de semana, cuando hablamos de grandes cuantías, hablamos de préstamos entre particulares que pueden, y deben, ser declarados a Hacienda para evitar malentendidos.
  • Préstamo público. Muchas ayudas son, en realidad, préstamos públicos. Especialmente ayudas a empresas, se trata de financiación pública, ya sea a bajo interés o sin interés alguno.
  • Crowdfunding. Un nuevo tipo de financiación, en parte préstamo privado, en el que varios individuos financian una empresa o producto, a través de un intermediario.

Pueden existir otro tipo de créditos, ya que básicamente cualquier persona física o jurídica puede realizar un contrato de préstamo de manera legal y vinculante, demandando o no intereses a cambio.

Tipos de intereses

que es la tae

Ahora que ya conoces los tipos de préstamos que existen, puede que te quede otra duda bastante fundamental que solventar. Hablamos de los tipos de interés, que dependerán también del tipo de préstamo que adquiramos. Éstos son los siguientes:

  • TAE o Tasa Anual Equivalente. Aplicable a todos los préstamos, menos a las hipotecas. Se trata del porcentaje total de intereses que pagaremos por un crédito respecto al importe total adeudado durante un año. Se aplica también a préstamos de menos de un año. La TAE es el mejor indicador para saber realmente el coste de un crédito.
  • TIN o Tipo de Interés Nominal. Aplicable a préstamos personales. Es el tipo de interés mensual que pagamos, pero que omite otros intereses como la comisión de estudio o apertura, aunque estén prorrateadas en la cuota. El TIN es un tipo de interés engañoso que deberíamos ignorar a la hora de contratar un crédito, ya que no refleja la totalidad que pagaremos.
  • Euríbor + Tipo de Interés. Aplicable a las hipotecas, el Euríbor es un índica elaborado en función a operaciones interbancarias a nivel europeo que se usa como referencia a la hora de calcular los intereses a pagar en una Hipoteca. Como el Euríbor es un índice que puede alcanzar el negativo, se le suele sumar los siguientes tipos de intereses:
    • Tipo de Interés Fijo. Un interés fijo que no cambiará desde la toma de la hipoteca. Generalmente mayor que el variable, puede resultar más caro pero nos da estabilidad en caso de que el Euríbor suba.
    • Tipo de Interés Variable. Un tipo de interés ligado al Euríbor que suele ser más bajo que el interés fijo, pero que puede fluctuar como lo hagan los mercados.

Preguntas y Respuestas

¿Cómo se clasifican los créditos?

Los préstamos pueden claisifcarse tanto por la naturaleza de sus cuotas (préstamos rápidos, a largo plazo…), por la finalidad del mismo (préstamos al consumo, préstamos hipotecarios…) o bien por la entidad que los emite o los recibe (préstamos públicos, préstamos a empresas…)

¿Cuáles son los préstamos de consumo?

Los préstamos de consumo son aquellos préstamos con una finalidad destinada a adquirir bienes de consumos no específicos. Se diferencian así de préstamos hipotecarios, que se destinan exclusivamente a inmuebles, o financiación de productos concretos, como un ordenador o un automóvil.

¿Cuál es la diferencia entre un crédito y un préstamo?

Aunque ambos pueden ser sinónimos, un crédito tiene la capacidad de ser un préstamo preautorizado cuyo importe se renueva periódicamente. Por ejemplo, una tarjeta de crédito tiene un límite de crédito de cierto importe que se renueva cada mas.

¿Cómo contratar un préstamo?

Puedes contratar un préstamo acudiendo a nuestro comparador, verificando que el crédito que vas a pedir cumple las condiciones que necesitas, y hacer click en «solicitar».