Cómo salir de ASNEF

como salir de asnef

Como no nos cansamos de decir, acabar adquiriendo una deuda difícil de pagar es muy sencillo. Vivimos tiempos de cambio donde la estabilidad laboral del siglo pasado es cada vez más difícil de mantener, y vivimos en un mundo donde hasta las naciones más poderosas viven en la deuda. Las crisis financieras pueden cogernos siempre por sorpresa, y ni los analistas más acertados son siempre capaces de predecir cuándo las cosas van a salir mal. Una deuda que parece fácil de pagar siempre puede complicarse, y no necesariamente por nuestra culpa.

Sin embargo, acabar en la lista de «morosos» no es el fin del mundo. Deberíamos pues quitarnos esa máscara de vergüenza que acompaña a quien tiene una deuda impagada. Tenemos que aprender que, en contra de eslóganes populistas que culpabilizan al ciudadano o emprendedor que se ha visto incapaz de asumir una deuda, muchas veces es algo que se escapa a nuestro control. Eso si, siempre hemos de asumir nuestra responsabilidad, ya que toda deuda es un compromiso. Las deudas siempre hay que pagarlas.

Por este motivo, muchos españoles han tenido la desgracia de caer en las listas de ASNEF. Pero como decimos, no es el fin del mundo. Es parte del negocio del crédito, y las compañías ya contemplan ese margen de error con sus comisiones por mora. No obstante, es una situación desagradable de la que tendremos que intentar salir cuanto antes.

¿Qué es ASNEF?

ASNEF literalmente significa Asociación Nacional de Establecimientos Financieros de Crédito. No es, como muchos creen, el nombre de una lista donde se apuntan a los morosos, si no que la lista recibe el nombre de la asociación que la redacta, que no es más que un conglomerado de empresas financieras, crediticias y de consumo como bancos, compañías telefónicas, etc.

Por mucha rabia que nos de acabar en ASNEF, es una práctica lógica y un pilar para la economía. Estas asociaciones han de proteger sus intereses, por lo que es comprensible que se «cubran las espaldas» elaborando la famosa Lista ASNEF, donde incluyen a clientes con deudas impagadas para que sus miembros puedan consultar dicha lista y tomar una decisión a la hora de dar un crédito o no.

Cabe aclarar que ASNEF y EQUIFAX no son lo mismo, pero tampoco son dos listas diferentes. ASNEF, como ya decimos, es la asociación que creó la lista, pero hoy por hoy, es EQUIFAX, empresa norteamericana, quien la gestiona. La lista que sí es totalmente alternativa a ASNEF es la lista RAI, asociada más bien a letras de cambio y no créditos; esta sería la diferencia entre ASNEF y RAI.

Consultar la lista ASNEF

Como hemos dicho, la lista ASNEF está hecha por ciertas entidades para poder consultarla, por lo cual, todas las entidades que pertenecen a ASNEF pueden acceder a ella, así como las entidades miembros de la Asociación Española de Factoring y de la Asociación Española de Leasing.

Así pues, desconfía de terceros que te dicen poder acceder a la lista. Menos aún si pretenden cobrarte por ello, ya que serán timos en los que la consultarán en tu nombre, algo que puedes hacer tu mismo sin pagar. Nadie ajeno a ASNEF puede acceder, y menos se puede consultar la lista de manera pública o general, ya que eso sería una vulneración de la privacidad del individuo incluido en ella.

¿Esto significa que no puedes acceder a ella? Sí y no. No puedes mirar la lista hasta buscar tu nombre, porque como ya hemos dicho, a nadie le interesan las deudas que tengan terceras personas. Lo que sí puedes hacer es consultar si estás en la lista o no, aunque generalmente, las entidades a las que les debas la deuda te informen antes de introducirte en ella, para de esta manera intentar convencerte de pagar tu deuda.

Salir de ASNEF es posible y es un gran alivio, pero siempre pasará por tener que abonar la deuda contraída, sin excepciones.

Salir de ASNEF

Ahora que tenemos claro qué es ASNEF y cómo saber si estás en la lista, te decimos cómo salir de ASNEF mediante los siguientes pasos.

  • Asegúrate de que estás en ASNEF. Algunas compañías poco serias podrían usar técnicas de recobro agresivas y darte información errónea para que pagues tu deuda cuanto antes por miedo. Por ley, siempre recibirás una notificación si se te incluye en ASNEF. Si no ha sido así, se trata de pura palabrería. Si aun tienes la duda, en la propia página web de Equifax podrás consultar si estás o no en la lista; como ya te hemos dicho, nunca pagues por este servicio.
  • Paga tu deuda. Evidentemente no hay un camino gratis para salir de ASNEF. Siempre hay que pagar la deuda. Puedes solicitar un préstamo personal para reunificación de deudas, pagar tu deuda y asumir una nueva sin llegar al límite de morosidad, pero dicho préstamo tendrá que aceptar ASNEF y deberás poder asumirlo.
  • Solicita tu exclusión del listado. En teoría, una vez saldada la deuda, la empresa financiera debería eliminarte de la lista. Pero ya sabemos que muchas entidades son rápidas para cobrar, pero no para el resto de gestiones. En caso de que sospechemos que no nos han eliminado, tendremos que contactar con Equifax en sac@equifax.es, quien en un plazo de 1 mes tendrá que darnos respuesta.

Préstamos estando en ASNEF

Como hemos dicho anteriormente, se puede dar la tesitura de que necesitemos solicitar alguno de los diferentes préstamos personales con ASNEF, ya sea para salir de la lista o por algún otro tipo de imprevisto por el cual no podamos esperar hasta saldar nuestra deuda.

Sí es posible pedir un crédito estando en ASNEF. En nuestro comparador de préstamos puedes ver varias opciones y filtrar las diferentes entidades en función si aceptan o no ASNEF. Pero nos vemos obligados a advertir que, si bien es una práctica totalmente viable, hemos de estar seguros de que podemos asumir esta nueva deuda. Los préstamos con ASNEF saben que sus clientes no tienen muchas más opciones, por lo que sus intereses suelen ser más altos.

Si tu situación económica es la misma que te ha hecho formar parte del fichero ASNEF, piénsalo bien antes de adquirir una nueva deuda, ya que si no encuentras condiciones mejores que la deuda que ya tienes, puede que empeores tu situación. No obstante, si tu situación ha mejorado, o simplemente las condiciones de tu deuda anterior eran abusivas, pedir un préstamo que acepte ASNEF para reunificar tu deuda es una opción sensata.