Consejos para la amortización de préstamos

amortización de préstamos

A veces por desconocimiento y otras veces por pereza, acabamos pagando más de lo que deberíamos por nuestros créditos. Y es que los plazos y las cuotas de un préstamo personal no dejan de ser condiciones mínimas a seguir. Amortizar nuestro crédito total o parcialmente cuando tengamos la ocasión debería ser una práctica más extendida y entendida.

¿Qué es la amortización de un préstamo?

Imagina que has pedido un préstamo de 12.000€ a abonar en 24 meses. Con una cuota de 550€ y un importe total adeudado de 13.200€, llevamos ya un año y medio pagando dicho crédito. Esto significaría que, tras 18 meses, hemos liquidado un total de 9.900€, por lo que nos quedaría por liquidar 3.300€. Nos quedarían por pagar entonces 6 cuotas de 550€.

No obstante, en el mes 18 tras contraer la deuda, hemos recibido una paga doble por parte de nuestro empleador, además de haber ahorrado algo durante estos meses y vendido alguna de nuestras pertenencias, por lo que resulta que tenemos 4.000€ extra de capital dicho mes. Decidimos pues realizar una amortización total del préstamo.

Mediante esta amortización total, liquidamos de golpe al prestamista todo el capital pendiente de liquidar, deshaciéndonos pues de la deuda. De esta manera no tendremos que pagar más cuotas. También existe la posibilidad de amortizar parcialmente, ya sea reduciendo la cantidad de las siguientes cuotas (por ejemplo, bajándola a 400€) o reduciendo el número de plazos (amortizando la mitad del restante, nos hubieran quedado por pagar 3 meses)

amortización de un préstamo, definición
La amortización del préstamo es una cancelación total del préstamo, o bien la devolución parcial de una cantidad mayor a la acordada en la cuota mensual.

El cuadro de amortización del préstamo

A la hora de saber con detalle cómo afectará la amortización parcial o completa de un préstamo, deberemos tener a mano el cuadro de amortización del préstamo. Este documento suele venir incluido en todos los contratos de préstamo, presentando una tabla de amortización en la que consultar la fecha, cuantía y número de cuotas del préstamo.

Con dicha tabla, podremos calcular los intereses que pagamos en cada cuota, cuánto nos quedaría por pagar amortizando cierto número de plazos y el capital pendiente. Adjuntamos un ejemplo de una tabla de amortización de préstamo:

PeriodoInteresesAmortización del capitalCuotaCapital pendiente
0   12 000 €
16001 0001 60011 000 €
25501 0001 55010 000 €
35001 000 1 5009 000 €
44501 0001 4508 000 €
54001 0001 4007 000 €
63501 000 1 3506 000 €
73001 0001 3005 000 €
82501 0001 2504 000 €
92001 0001 2003 000 €
101501 0001 1502 000 €
111001 0001 1001 000 €
12501 0001 0500 €
Ejemplo de Cuadro de Amortización

Sistema de amortización

Como hemos indicado anteriormente, la amortización más sencilla es la total. Aquí no hay confusión; es una cancelación del crédito en la que pagamos el total restante de la deuda de una sentada.

No obstante, si hablamos de amortizaciones parciales, existen tres métodos diferentes de sistemas de amortización a la hora de contratar tu préstamo que pueden influir en cómo devolverás el importe restante tras amortizar parcialmente tu crédito.

  • Sistema Francés. El más común en los préstamos personales. Se fija una tasa anual equivalente y se mantiene la misma cuota durante todo el período del préstamo, pudiendo variar sólo ligeramente en la primera y última cuota, debido a posibles comisiones extra de apertura al inicio o bien debido a imposibilidad matemática de tener exactamente la misma cuota al final.
  • Sistema Alemán. En el sistema alemán, la cuota decrecerá cada mes, aunque se use igualmente un tipo de interés variable que se mantenga anualmente. Amortizar parcialmente en este sistema es muy ventajoso ya que reducirá nuestra cuota mucho más cada mes.
  • Sistema Americano o Inglés. En este sistema, poco usado por particulares, cuando pedimos el crédito sólo pagamos los intereses en las cuotas. Es sólo en la cuota final cuando devolvemos el importe total. Por ejemplo, nuestro ejemplo anterior de 12.000€ a 24 meses, pagaríamos una suma de 50€ mensuales en la cuota, a excepción de la última, en la que pagaríamos de golpe el importe total (12.000€) mas la última cuota. Este sistema se suele usar para inversiones. En este sistema es vital no anticipar mucho dinero de golpe, ya que podemos acabar teniendo que asumir la gran y última deuda sin tener el capital disponible.
sistemas de amortización
Existen hasta tres tipos de sistemas de amortización; el inglés o americano, el francés y el alemán.

¿Cómo amortizar un préstamo obteniendo menor tipo de interés?

La manera más sencilla de pagar un menor tipo de interés será siempre hacer una liquidación total de la deuda pendiente. Es decir, realizar una amortización total del importe pendiente de liquidación. No obstante, esto no es siempre posible, ya que entonces no hubiéramos tenido que pedir el préstamo.

Si amortizamos de manera parcial, se nos suelen ofrecer dos opciones:

  • Mantener la cuota y disminuir los plazos. Es la opción con la que más ahorraremos. Piensa que la TAE se mantiene, por lo tanto, estamos abonando siempre el mismo porcentaje respecto al total adeudado, pero no el mismo importe.
  • Disminuir la cuota y mantener los plazos. En este caso, la cuota se reduce pero el plazo a pagar la deuda se mantiene. EN este caso, a la larga, pagaremos más intereses, pero la diferencia no es excesiva y si nuestros ingresos se ven mermados, puede ser nuestra última alternativa.

Como puedes ver, lo más sensato casi siempre es mantener la cuota y disminuir los plazos. Pero a veces por ahorrar podemos acabar pagando más. Si nuestra situación financiera se ha mermado y nuestros ingresos se han disminuido, antes que acabar acumulando deuda y tener que acudir a un préstamo de reunificación de deudas, es mejor pagar un poco más de intereses para evitar acabar en una situación de impago ante una cuota muy elevada.

pagar menos interses
En todo caso, pagar menos intereses será posible si amortizamos parcial o totalmente el crédito y, en lugar de mantener los plazos y reducir la cuota, restamos plazos y mantenemos la cuota.

Preguntas y respuestas

¿Qué es la amortización de un préstamo?

La amortización de un préstamo es cuando decidimos liquidar parcial o completamente nuestra deuda de préstamo antes del plazo indicado. Por ejemplo, si hemos pedido 12.000€ con una cuota mensual de 300€, y nos falta por pagar 3 cuotas, decidimos pagar de golpe 900€ en vez de esperar a que se cumpla el plazo.

¿Cuál es la mejor forma de amortizar un préstamo?

Siempre y cuando sea posible, lo ideal es amortizar el préstamo reduciendo cuotas. De esta manera, ahorraremos en intereses, ya que si amortizamos parte del capital para disminuir la cuota, acabaremos pagando la misma TAE anual, por lo que los intereses que pagaremos se incrementarán ligeramente aunque la cuota disminuya.

¿Cuándo amortizar un préstamo?

Si tienes capital de sobra para amortizar un crédito, deberías hacerlo. Generalmente, siempre es buena idea amortizar los créditos en cuanto sea posible, ya que nos ahorrará intereses y quebraderos de cabeza. No obstante, si amortizar el crédito te dejará en una precaria situación económica, no merece la pena, ya que podrías acabar pidiendo otro crédito, aumentando así los gastos.

¿Amortizar un préstamo tiene comisiones?

Dependerá del producto que hayamos contratado. Muchos préstamos suelen tener una comisión del 1% al 2% del importe total adeudado, lo que viene a decir que si amortizamos el crédito, podemos tener que abonar dicha comisión.