¿Nueva crisis económica en 2020?

Nueva Crisis 2020

Los ciclos de crisis económicas, dicen algunos, son una variable intrínseca del libre mercado. Esto significa que se vienen sucediendo desde que las grandes potencias han dejado de controlar su mercado tan duramente. A todos nos suena el famoso crack del 29, cuando la bolsa de Wall Street se hundió, pero no ha sido la única crisis. Desde entonces, se han sucedido diferentes crisis como la crisis del petróleo en los 70 y la reciente crisis financiera de 2008. Y ahora parece que llega la crisis del 2020.

Los motivos son bastante variados, y no nos compete a nosotros hablar de macro-economía. Los propios expertos difieren y estas opiniones están muy relacionadas con la ideología política. Mientras que para unos no existe tal fenómeno, otros aseguran que suceden inevitablemente por culpa del sistema. Lo que es cierto y está demostrado, lejos de cualquier ideología, es que hasta el día de hoy se han producido, sea o no culpa del capitalismo, crisis económicas de manera más o menos cíclica. Debemos pues asumir que las crisis son un elemento recurrente. Y debemos estar preparados.

Como ciudadanos de a pie poco podemos hacer para solucionarlo, más que apostar por quienes, según nuestra opinión, pueden gestionar mejor la economía. Seas de los que crea que es culpa intrínseca del capitalismo, o de quienes creen que son precisamente los estados quienes las promueven con sus regulaciones, las crisis no van a ser menos severas contigo estés en lo cierto o no. Por lo cual, toca siempre tener un plan B para las épocas de vacas flacas.

Crisis mundial

En el mundo globalizado en el que vivimos, las crisis suelen empezar en algún sitio del mundo, pero sus consecuencias pueden afectar a todo el planeta; esto se conoce como el Efecto Mariposa.

Las apuestas dicen que quienes pueden comenzar el efecto dominó de esta crisis serán Alemania y México. Además, aunque Estados Unidos lleva creciendo desde el 2009 sin ninguna interrupción, muchos vaticinan que la potencia americana está generando una burbuja de deuda que acabará explotando en breve. Y además, China, la actual segunda potencia económica, le pisa los talones. Y puede que la manera en la que Donald Trump intenta mantener a su país como líder mundial, acabe propiciando la posible crisis del 2020.

Aunque son muchas las posibles causas, oficialmente solo se considera alarmante cuando el PIB decrece durante dos trimestres consecutivos. Y esto es algo que México, Italia, Alemania y Reino Unido están cerca de lograr. Todos estos países están envueltos en la guerra económica que Estados Unidos ha comenzado, poniendo aranceles no solo a su rival China, si no a países de la Unión Europea (España entre ellos) y sus vecinos mexicanos.

Así pues, todo parece indicar que alguno de estos países dará lugar a la crisis. Y aunque Reino Unido se haya librado de los aranceles, el Brexit parece que no será muy bueno para su economía. No obstante, sería injusto culpar a Trump de la posible crisis. Hay muchos más factores que otros expertos barajan: el envejecimiento de la población, políticas insostenibles de estimulación económica, el alza del precio del petróleo, el propio cambio climático

Lo que en muchos coinciden, es que la próxima crisis parece que será más difícil de afrontar. Mientras que en la crisis del 2008 los gobiernos pudieron tomar las riendas, ahora el endeudamiento público es mucho más grande. Por lo tanto, acciones como rescatar a la banca se antojan más complicadas.

La crisis en España

España está actualmente afectada por los aranceles de Estados Unidos a productos como el aceite de oliva o los quesos. Aunque parece que no vayamos a tener el protagonismo de la anterior crisis, nos golpeará sin duda.

Por un lado, las corrientes económicas más afines al liberalismo económico de la inminente crisis al exceso de gasto público, ya que la deuda española roza el 100% del PIB. No obstante, también se podría argumentar que dicha deuda pública no es más que un desenlace de la deuda privada de los bancos que tuvo que asumir la administración pública.

Pero sin duda el peor dato, fuera de ningún debate, es la lenta y baja recuperación de la anterior crisis. Ésta comienza en 2007, y solo acaba del todo hace a penas 2 años, en 2017. Eso sí, aunque el panorama empezó a mejorar ya a partir de 2013, todos podemos sentir que la economía está lejos del nivel que teníamos antes del 2008.

El índice de paro marcaba un 14,2% en Septiembre del este año. Aunque sigue muy lejos del temido 25,77% que se alcanzó en el cenit de la crisis, sigue lejos del 10% medio de la Eurozona, o del 8,57% del 2007, justo antes de que la crisis explotase.

Cómo prepararse para la crisis del 2020

Lo bueno de esta crisis, en caso de ocurrir, es que al menos esta vez ha avisado, a diferencia de la crisis anterior. Esto significa que podemos prepararnos y capear la tormenta, para de esta manera volver a la época de las vacas gordas sin haber pasado penurias. Te ofrecemos una lista de acciones que puedes tomar a cabo para mitigar la crisis.

  • Liquida tus deudas. Intenta reunificar cualquier deuda abusiva que tengas o cancelarla lo antes posible. Uno de los dramas de la crisis anterior fue, precisamente, la morosidad de aquellos que perdieron sus puestos de trabajo en la crisis.
  • Asegura tus ingresos. Quizás no sea hora de tomar riesgos innecesarios. Si eres un emprendedor puede que necesites solidificar tus relaciones con clientes fiables, no invertir en inversiones de alto riesgo como las criptomonedas o trabajar duro en tu empresa para que, en caso de crisis, no seas la primera opción.
  • Rentabiliza tus posesiones. Vende esa casa antes de que los precios se desplomen; que la avaricia no rompa el saco. Deshazte de todos esos trastos que no usas antes de que sea difícil vender.
  • No tomes riesgos. Es el momento de ser cautos y no arriesgar nuestras inversiones o futuro laboral.
  • Aprovecha. A veces los tiempos de crisis traen oportunidades. Éstas cambian el consumo y tienes que estar ojo avizor. Piensa en empresas como Airbnb, que se han hecho millonarios gracias a la crisis anterior. No es fácil, pero las oportunidades en tiempos de crisis, existen.

Parece inevitable que la crisis del 2020 ocurra. Siempre puede ser un mal augurio que no tiene por qué cumplirse; pero prepararse antes es algo que siempre agradecerás.