Gastos en la compra de una vivienda

gastos compraventa casa

Por fin has decidido tomar el paso. Hablamos de un de los pasos más cruciales de nuestra vida: adquirir nuestra propia vivienda. Hemos ahorrado cierto dinero, y nos decidimos a comprar la casa de nuestros sueños. Vemos su precio, y nos decantamos por ella. Pero… ¿Es el precio de la vivienda lo único que tendremos que pagar? Lamentablemente no. ¿Cuáles son pues todos los gastos en la compra de una vivienda? En Top5Credits.com te los explicamos.

Gastos de Tasación

Este gasto sólo se aplica a la hora de adquirir una vivienda a hipotecándola. Tanto si nuestra casa o piso de ensueño es de nueva fabricación o de segunda mano, a la hora de calcular los gastos hipotecarios, será necesario que el inmueble sea tasado por un especialista. De esta manera, el banco podrá decidir cubrir con la hipoteca el 80% de su importe (aunque en ocasiones este porcentaje varía)

Este servicio puede costar entre 250€ y 600€, dependiendo de las características del inmueble. La vigencia de las tasaciones es de 6 meses, por lo que deberás realizar la compra antes de que expire.

Gastos de Escritura Pública en la Notaría

Este es. de nuevo, un gasto asociado a la Hipoteca. Muchos te dirán que este gasto es necesario que sea asumido por el comprador. No obstante, esto ha dejado de ser cierto desde la entrada en vigor de la nueva Ley de Hipotecas del 2019, aprobada en Junio, por lo que es un gasto que no debes asumir, si no que lo asumirá el banco.

Gastos de Inscripción en el Registro de la propiedad

Una vez tasada la vivienda, ésta tasación tendrá que inscribirse en el Registro de la Propiedad. Has de saber que este registro no es obligatorio, pero sí necesario si necesitamos la hipoteca. Los costos del registro están regulados por el Estado, y van de los 400€ a los 600€

vivienda en construcción, impuestos

Impuestos por la compra de la vivienda

Cuando compramos la vivienda, sea con o sin hipoteca, existe uno de los grandes gastos en la compra de una vivienda. Hablamos de los temidos impuestos, que aunque nos hagan temblar, son necesarios para el correcto funcionamiento social.

Aquí tendremos que diferenciar entre vivienda nueva y vivienda usada, ya que los impuestos a abonar son diferentes.

  • La obra nueva, como todo producto, tiene asociado el impuesto indirecto o IVA de cualquier bien. Además, también tendremos que sumar el impuesto de Actos Jurídicos Documentados. El importe del IVA siempre será del 10%, mientras que el del impuesto de Actos Jurídicos Documentados dependerá de la Comunidad Autónoma, variando desde un 0,4% a un 1,5%.
  • La vivienda de segunda mano está exenta de IVA, pero se le aplica el polémico Impuesto sobre las Transmisiones Patrimoniales (ITP). Su cuantía dependerá de la Comunidad Autónoma, siendo desde el 4% al 10%. Además, algunos colectivos vulnerables o las Viviendas de Protección Oficial pueden acceder a descuentos sobre este impuesto.

Gastos Hipotecarios (Comisiones bancarias)

Una vez asumidos los impuestos y los gastos para poder pedir la Hipoteca, tendremos que abonar los gastos asociados a dicha Hipoteca. Por supuesto, hablamos de los intereses que las hipotecas, como cualquier préstamo, que son determinados por el Euríbor al que se le suma un porcentaje que ronda el 1%. Además, hay que sumarle la comisión de apertura, que suele rondar el 2% del capital a prestar.

Gastos de Gestoría

Para finalizar, tenemos los gastos de gestoría. Estos son totalmente opcionales, ya que se trata de gestores profesionales a los que contrataremos para que se encarguen de gestionar el arduo «papeleo» del pago de impuestos y demás. Su precio puede rondar los 300€