tarjeta de credito vs prestamo personal

Es muy común pensar que tenemos claros ciertos conceptos en la vida, ya que se trata de cosas que usamos todos los días. Por ello, si preguntas a alguien qué es una tarjeta de crédito y un préstamo personal, lo más seguro es que aseguren conocer la respuesta. Nada más lejos de la realidad, ya que pocas veces sabemos las diferencias entre tener una tarjeta de crédito y solicitar un préstamo personal.

Por supuesto, hay diferencias obvias. Por ejemplo, la tarjeta de crédito usa un medio físico, la tarjeta en sí. Aunque existen líneas de crédito que básicamente funcionan igual, pero sin la tarjeta. No obstante, pocos saben que una tarjeta o línea de crédito es, en definitiva, un préstamo personal preconcedido. Ni más ni menos.

Por ello, en Top5Credits, a parte de explicar exactamente qué es cada concepto, te diremos las ventajas y desventajas de cada producto, para que puedas elegir el que te interesa.

Tarjeta de crédito

Las tarjetas de crédito son una línea de crédito, representada físicamente por la tarjeta que podrás usar. Una línea de crédito es un préstamo preconcedido cada mes, el cual tendrás que abonar al final de mes o aplazar. Las comisiones difieren por entidad, aunque generalmente son más altas que los préstamos personales.

Ventajas de las tarjetas de crédito:

  • Rápidas: Al tener el préstamo preconcedido, no tienes que hacer más gestión que solicitar la tarjeta. Una vez recibida, no tendrás que hacer ningún papeleo.
  • Puedes ahorrar: A pesar de la mala fama de las tarjetas de crédito y de quienes acaban debiendo miles de euros por sus compras, si las usas bien puedes acabar ahorrado, ya que muchas no aplican comisión si pagas la deuda antes de acabar el mes.

Desventajas de las tarjetas de crédito:

  • Interés alto: Si decides aplazar tus compras, los intereses de las tarjetas suelen ser bastante elevados, superando fácilmente el 20% TAE.
  • Topes pequeños: Las tarjetas, por buenos motivos, no suelen tener topes altos, por lo que no podemos aspirar a comprar muy elevadas.
  • Limitadas: Las tarjetas están pensadas para ser usadas a la hora de comprar. Por ello, cuando se trata por ejemplo de sacar dinero, tendremos que abonar comisiones.
préstamo personal ventajas

Préstamo personal

Los préstamos personales son el crédito de toda la vida por el cual se firma un contrato y la banca o financiera pacta depositar cierta cantidad de dinero a tu cuenta, el cual será devuelto pagando cierto importe en intereses. Normalmente este tipo de crédito se suele destinar a alguna finalidad, como reunificar deudas o adquirir un coche.

Ventajas de los préstamos personales

  • Más baratos: Los préstamos personales suelen tener una TAE mucho más barata que las tarjetas de crédito. No obstante, siempre dependerá del crédito, ya que un micropréstamo puede tener una TAE igual o superior a una tarjeta.
  • Altos importes: Los préstamos personales cubren todos los rangos, desde préstamos de 100 euros a préstamos de 60000 euros. Por ello, podrás elegir importes mucho más altos que las tarjetas de crédito, que rara vez superan los 1000 euros.
  • Más claros: Las tarjetas de crédito suelen tener cláusulas y comisiones «extrañas» dependiendo de cuándo paguemos la deuda. En cambio, los préstamos personales son más sencillos: simplemente pagaremos una cuota mensual.

Desventajas de los préstamos personales

  • Menos flexibles: Un préstamo es simplemente pedir una cantidad. Generalmente no puedes aumentarla si no es pidiendo un nuevo crédito, y no todas las entidades lo permiten.
  • Burocráticos: Aunque cada vez existen préstamos más rápidos, como mínimo, un préstamo ha de ser solicitado, por lo que tendrás que hacer siempre una mínima gestión.

Préstamo o tarjeta; ¿Cuál elijo?

Ahora que conoces las ventajas y desventajas de ambos productos, es momento de que decidas cuál necesitas según tu caso.

En nuestra opinión, una Tarjeta de Crédito es necesaria si eres una persona con un buen sueldo regular, pero que eventualmente necesita hacer compras o gastos que, aunque se puede permitir, quizás no en ese preciso momento.

Por otro lado, los Préstamos Personales los recomendamos si necesitas dinero específicamente para un gasto o compra en concreto, siempre que sea también un importe que puedas devolver sin problemas.