Trabajar desde casa

teletrabajo

El teletrabajo es una tendencia que, por desgracia, el SARS CoV-2 ha forzado a implantar de manera forzosa en nuestro país. En estos días de cuarentena, trabajar desde casa ya no es una opción si no que, muchas veces, es una necesidad.

Aunque para muchos esta noticia sea recibida con alegría, para otros puede ser difícil. Diferenciar el ámbito familiar y de ocio con el labral es muy difícil si no contamos con barreras físicas, como una oficina. En Top5Credits escribimos ésto desde casa, así que sabemos muy bien cómo hacer que el teletrabajo o trabajar desde casa sea igual o más efectivo y gratificante que acudir a la oficina.

Ventajas de trabajar desde casa

Trabajar desde casa puede ser una experiencia muy positiva para muchos. Otros, en cambio, lo tendrán difícil para compaginar su tiempo en casa con sus obligaciones laborales. Para estos últimos, tenemos una lista de las ventajas objetivas que tiene trabajar desde casa

  • Ahorras tiempo. Ir a una oficina a trabajar suele tomar entre 30 a 60 minutos. Esto significa que en transportes podemos perder al día entre 1 a 2 horas. No tener que asimir dichos traslados, sin duda, nos dará más tiempo de sueño o relax.
  • Ahorras costes. Si ahorras transporte, también ahorras en combustible. Si eres de comer en el bar debajo de la oficina, ahorrarás en menús. Lo mismo con los cafés. Dependiendo de nuestra situación y hábitos, el ahorro puede ser significativo.
  • Menos presión y más flexibilidad. Dependiendo de tu puesto, puedes no necesitar empezar y acabar a cierta hora. Esto se reduce también en menos estrés a la hora de madrugar o terminar nuestro trabajo a tiempo.
  • Mayor autonomía. La situaciones de teletrabajo contribuyen a que se tenga que confiar en el empleado. Por norma general, podrás poner a prueba tus habilidades organizativas y resolutivas.
  • Puedes ser más productivo. Aunque parezca mentira, varios estudios sugieren que se es más productivo fuera del ámbito laboral. Por supuesto, esto también dependerá de ti.

Desventajas de trabajar desde casa

Si eres de los que está dando saltos de alegría por el hecho de no tener que madrugar ni tener que acudir a la oficina, tampoco te emociones tanto. Si no estás acostumbrado, puede hacerte más cuesta arriba de lo que piensas. No queremos desanimarte, pero queremos que tengas en cuenta los siguientes posibles puntos negativos.

  • Soledad. Hay gente que no puede estar sola tanto como otros. Incluso aunque en principio pueda ser un poco gratificante no aguantar a depende qué persona, para muchos el lugar de trabajo es su principal centro social. Con el paso de los días, podemos sentir algo de soledad.
  • Productividad baja. Si no sabemos diferenciar trabajo de ocio debido a que usamos el mismo espacio, podemos llegar a ser muy poco productivos. Además hay gente que por desgracia sin supervisión puede no ser tan eficaz. Esto hará que tengamos que dedicar más horas para hacer lo que en la oficina podrías terminar antes.
  • Falta de implicación. A veces, si no tenemos a nuestro jefe o equipos cerca, podemos distanciarnos de nuestro trabajo y perder motivación. No es lo mismo enviar un mail con el trabajo hecho a tu jefe, que dárselo en la mano y recibir su gratitud en persona.
  • Sedentarismo. Para muchos, el único ejercicio es ir al trabajo. Sea la pequeña caminata al metro o nuestra pedaleada diaria a la oficina, suprimirlas es suprimir gran parte de nuestra actividad física diaria, especialmente si nuestro trabajo ya de por sí es físico.

Trucos para trabajar desde casa siendo productivos

Ya sabemos qué ventajas y desventajas pueden surgir a la hora de trabajar en casa. Ahora bien, para minimizar los efectos negativos, y producrar que se limiten a los positivos, te damos los siguientes consejos.

Crea rutinas

Sin un jefe u horario oficial, es sencillo caer en la desgana y ser menos productivos, lo cual se traduce en más horas de trabajo para hacer la misma cantidad de cosas. Márcate unos horarios fijos y estrictos, tanto para empezar como salir.

Salir de la cama y vestirse

Tras haber creado tus horarios, no caigas en la pereza. Evita trabajar desde tu cama en pijama. Al cerebro le cuesta asociar hábitos y lugares de descanso (cama, pijama) con momentos de productividad. Vístete, date una ducha que te desperece, crea una pequeña oficina en donde puedas y serás más productivo.

Hacer pausas

Cuando tenemos la hora de comer definida, es fácil parar. Estando en casa, nos puede tentar no hacer pausas para terminar antes, o simplemente se nos puede olvidar. Descansar es importante, ya que cuanta más energía tengamos, mejor rendimiento. Puedes aprovechar esas pasuas para despejar tu mente o hacer alguna actividad física.

No tiene por qué ser un trabajo solitario

Trabajar estando solo en casa no significa que tengas que trabajar completamente solo. Puedes charlar de manera remota con tus colegas igualmente. Haz reuniones por Skype, llamadas telefónicas, pregunta por Telegram o Slack o que necesites saber. Es mñaas, intenta ser incluso más social que habitualmente.

Ponte metas

Si te cuesta controlar el trabajo que haces sin un horario en la oficina, ponte metas. Intenta terminar en un día el trabajo que normalmente haces en la oficina. Si no lo sabes, intenta medirlo en estos días. Puedes ponerte metas por horas, no simplemente jornadas. Lo importante es que asumas un ritmo realista.

¡Descansa!

Insistimos. Sin descansar, puedes entrar en una vorágine de la que es difícil salir. Si acabas quemado de tu trabajo en tu propia casa, no podrás dejar el trabajo en la oficina. Así que tómate tu descanso en serio.