activo financiero
activos

En economía y contabilidad, cuando hablamos de un activo, hablamos de un recurso que posee un valor intrínseco, el cual genera un beneficio a la persona que lo posea. Estos activos son, en cierta manera, las propiedades obvias de una persona o empresa, pero cuyo destino es generar algún ingreso.

Activo en una empresa o sociedad

Los activos, como indicamos, son recursos que tienen como objetivo generar un valor. Es un concepto que se usa más bien en el ámbito de la contabilidad para las empresas, pero un emprendedor también puede poseer activos.

Los activos más obvios son los bienes materiales. Por ejemplo, si tenemos un piso cuyo destino es el alquiler, podemos denominarlo como activo. Pero también si tenemos una empresa, el mismo coche de empresa se considerará activo, ya que su cometido es generar beneficio, aunque sea indirectamente.

Otros ejemplos menos obvios son activos no físicos, como pueden ser inversiones en empresas. Estos, además, podremos tenerlos como particulares, no sólo como empresa, ya que el único objetivo es generar beneficios.

Prácticamente cualquier propiedad de una empresa se considera activo, pero como particulares, no sucede así, ya que por ejemplo nuestras ropas no lo serían, pero sí el uniforme de empresa.

Tipos de activos

Existen diferentes tipos de activos en contabilidad:

  • Activo corriente Son aquellos destinados a ser expirados en menos de un año, como pueden ser los bienes de un restaurante.
  • Activo no corriente o Activo fijo Son aquellos que están destinados a permanecer por más de un año, como la maquinaria del mismo restaurante.
  • Activo financiero Son activos intangibles cuyo destino es generar recursos a largo plazo, como las acciones.
  • Activo intangible Son activos que no se tratan de bienes físicos, como una participación en una empresa.
  • Activo subyacente Son activos sujetos a un contrato normalizado, destinados al intercambio.
  • Activo funcional Es la parte del activo que contribuye, de acuerdo a los fines y objetivos de una empresa, en la producción de bienes y servicios de esta.
  • Activos a largo plazo Se trata de activos que, como los financieros, están destinados a generar beneficios a largo plazo, pero pueden ser también tangibles (como casas, monedas, arte…)
  • Activos a corto plazo Son lo contrario a activos a largo plazo, ya que están destinados a generar beneficio en un corto período de tiempo.

Más información

Cantidad Solicitada
+
Comparamos préstamos de 100 a 10.000 euros con diferentes tipos de intereses, desde el 0% hasta el 390%. Como ejemplo, un préstamo de 1.000€ a un plazo de dos años, con un TAE del 79,38% tiene unos intereses de 737,61€. Cantidad total a devolver 1.737,61€.

TAE mínimo 0% - TAE máximo 390%. Devuélvelo en un plazo desde 3 a 72 meses.