Capital

capital

Cuando nos referimos al capital de un préstamo, hablamos del importe total del dinero a pedir (capital a prestar) o a devolver (capital total). Es importante, a la hora de firmar un contrato de un préstamo personal, verificar el capital total a devolver, ya que, aunque sepamos la TAE que vamos a pagar, las cuotas y los intereses, siempre será éste el indicador de cuánto dinero vamos a devolver realmente, en caso de haber comisiones extra.

Diferencias entra capital e intereses

Cuando pedimos un préstamo, pedimos siempre cierta cantidad. Por ejemplo, 1.200€ a pagar en un año. Si somos descuidados, podremos acabar pensando que pagaremos 100€ mensualmente y olvidaros del asunto. Esto es un grave error, ya que los bancos ganan dinero con el cobro de intereses, y aunque lo devolvamos, esto sería generar gastos a la entidad por la mera gestión del crédito (a no ser que hablemos de un primer préstamo sin intereses). Por ello, se aplican los intereses.

Si la entidad nos cobra un 10% de interés, entonces la cuota sería de 110€. El total del importe a devolver sería, entonces, de 1.320€, y ésto sería el capital total a devolver. No obstante, también es correcto decir que 1.200€ es el capital a prestar, ya que es la suma de dinero que la entidad nos proporciona. Entonces, los 120€ restantes es el capital que pagamos en intereses.

Los intereses son parte únicamente del capital total a devolver. Por ello, aunque sean parte de éste capital, y por su naturaleza son también capital (una suma de valor), hay que tener claro que los intereses nunca pertenecerán al capital a prestar, si no que son un añadido, por lo que sí son parte del capital a devolver.

Cuando nos referimos al capital de un préstamo, hablamos del importe total del dinero a pedir (capital a prestar) o a devolver (capital total)
La inversión de capital suele ser económica, pero no siempre es simplemente invertir dinero.

El capital fuera de los préstamos

El término capital es una palabra procedente del ámbito económico. Hace referencia a un valor económico. Es importante diferenciar el dinero del capital; el dinero es uno de los medios de representación del capital, ya que representa un valor económico. Pero otros bienes pueden considerarse capital, como las propiedades.

Donde más se suele usar el término capital es en el mundo de las inversiones. Por ejemplo, cuando hablamos del mercado de capitales de la bolsa. En este mercado, los vienes que se transaccionan son acciones, un claro ejemplo de otro tipo de capital económico que no es dinero per se.

También, en la jerga política, el capital a veces es mencionado como las fuerzas económicas que apoyan o sostienen el actual sistema, llamado capitalismo. La esencia de este sistema es basar la sociedad en priorizar el flujo de capital para generar riqueza, facilitando lo máximo posible el libre mercado.

Más información