Crowdfunding

El crowdfunding (micromecenazgo o financiación en masa en español) es un tipo de financiación de proyectos de manera colectiva. Es decir, un grupo de personas financian iniciativas de otras o de organizaciones. Estas aportaciones monetarias suelen ser pequeñas pero numerosas y se utilizan como fuente de financiación para diferentes proyectos. De esta manera, un negocio o iniciativa puede desarrollarse cuando es difícil obtener otros tipos de financiación o los costes son muy elevados.

El crowdfunding se conoce en España de manera formal y legal con el nombre de plataformas de financiación colectiva.

Esta práctica puede ser ventajosa a la hora de conseguir financiación ya que una sola persona o entidad no deberá aportar todo el capital necesario. Además, de esta manera, obtenemos buena publicidad además de los primeros compradores (los inversores del proyecto), y podemos comprobar el éxito de nuestra idea. No obstante, no debemos olvidar que existe una gran desventaja. Al divulgar el proyecto en una fase temprana, este puede ser copiado por otras empresas.

El proceso de financiación

Existen diversas plataformas online, algunas de ellas especializadas en un sector (industria, cultura, investigación o educación), en el que podemos presentar nuestros proyectos para que sean financiados. Estas plataformas permiten que personas de cualquier parte del mundo se interesen por el proyecto y puedan aportar su contribución.

Al ser, por lo general, online se puede llegar a un mayor número de personas. Para ello, el proyecto pasa por una serie de fases. A continuación, podemos ver las principales:

  • Presentación del proyecto: el emprendedor envía su proyecto o idea a la plataforma como candidato para la financiación
  • Valoración: la plataforma valora el proyecto, así como los posibles tipos de financiación
  • Publicación: se publica la iniciativa en la plataforma con un periodo de tiempo abierto en el que la gente puede invertir.
  • Cierre: el finalizar el plazo establecido, se cierra el proyecto y el emprendedor puede obtener su financiación.
Los crowdfunding dependen pueden ser de varios tipos; prácticamente cualquier proyecto que necesite financiación puede serlo.

Tipos de crowdfunding

Existen diferentes tipos de financiaciones en masa según la iniciativa a financiar, pero las más comunes son las siguientes:

  • Empresarial: la financiación se destina a una idea de negocio o empresa.
  • Personal: en este caso un grupo de personas financian gastos compartidos (viajes, fiestas, etc.).
  • Solidario: se recaudan fondos para una causa benéfica (ONGs, protectoras de animales, etc.).
  • Musical: grupos de música o artistas recolectan aportaciones para álbumes, videoclips, etc.

Tipos de beneficios

Según los modelos de crowdfunding, el aportador puede recibir algún tipo de beneficio o recompensa a cambio de su aportación. Existen cinco tipos:

  • Recompensas: el aportador espera una recompensa a cambio de su contribución (por ejemplo, una muestra del producto o un regalo relacionado con el mismo, dependiendo de la cantidad de la aportación).
  • Acciones: se invierte a cambio de acciones o participaciones de la empresa.
  • Royalities: el aportador invierte en la empresa y espera una parte simbólica de los beneficios.
  • Préstamos: conocido como crowdlending, consiste en financiar con préstamos o créditos a una empresa a cambio de un tipo de interés.
  • Donaciones: el aportador no espera ningún tipo de beneficio.

Más información