Dinero Fiduciario

dinero fiduciario

El Dinero Fiduciario es un término que hace referencia al dinero cuyo valor no está directamente relacionado con su peso en oro u otros metales preciosos. También se llama papel dinero ya que los billetes son el perfecto ejemplo de dinero Fudiciario; son billetes cuyo valor es totalmente independiente a su coste de producción.

Dinero Fiduciario o «Papel Moneda»

Sin profundizar demasiado en la historia del dinero, has de saber que inicialmente las divisas nacen como monedas, siendo un objeto de trueque al ser éstas hechas de metales preciosos. El oro ha sido desde siempre un indicador de riqueza, por lo que las divisas en el pasado eran simplemente monedas cuyo valor estaba determinado por su peso y el metal del que estuviesen hechas.

Empecemos pues con la historia del Dinero Fiduciario. El «Papel Moneda» nace en la China del siglo XI, durante la dinastía Yuang Ming. Es la primera vez que se emite un papel, respaldado por la autoridad de la dinastía, que le otorgaba un papel económico; por lo cual, nace el primer billete.

El Dinero Fiduciario se llama papel debido a esto; los billetes fueron la primera representación de dinero fiduciario, ya que eran la primera divisa cuyo valor venía definido por la confianza dada al emisor. Hoy por hoy sería erróneo afirmar que el dinero fiduciario son los billetes, ya que nuestras monedas o incluso las divisas electrónicas son, hoy por hoy, dinero fiduciario por igual.

El Dinero Fiduciario y los metales preciosos

Como decimos, en la economía primitiva, el trueque en algún momento evolucionó en el uso de las divisas. Y lo cierto es que en un punto de la historia, existía el consenso a nivel mundial del llamado Patrón Oro; según este patrón, el Oro se consideraba el metal precioso de mayor valor, por lo que todos los bienes se determinaban en función a su coste en oro.

Para facilitar las transacciones, el oro se convirtió en monedas. Y teniendo en cuenta que no todo el mundo podía asumir pagar o vender todos los bienes con oro, nacieron las monedas basadas en metales preciosos menores, que normalmente seguían la lógica de la plata, bronce y cobre, por orden de valor.

El Dinero Fiduciario o los primeros billetes son los que rompen esta lógica. Se abre paso pues a un concepto del dinero y la divisa más abstracto al que estamos acostumbrados hoy en día. Por ello, aunque suene extraño, es tan sencillo como que el dinero fiduciario simplemente ignora el valor de su producción.

dinero fiduciario y peso en oro
Antaño, el valor de una moneda era literalmente relativo a su peso en oro u otros metales preciosos. El dinero fiduciario cambia el valor de las mismas en función al respaldo social.

¿Es lo mismo que el dinero fiat?

Muchas veces se confunde erróneamente el dinero fiat con el dinero fiduciario. Existe la creencia de que todo el papel moneda, o cualquier divisa física, se trata de dinero fiat. Esto es erróneo ya que, aunque no existan en circulación, las monedas pueden no ser fiduciarias.

Debemos empezar por saber qué es el dinero fiat. Y el dinero fiat es, en resumen, dinero fiduciario que consta de una legalidad impuesta por decreto. Esto sucede cuando Nixon rompe con el Patrón Oro en 1971, y se decide que el valor de las divisas es totalmente independiente del precio del oro. Es decir, ya no se basa en la confianza del emisor, si no en el valor dado por ley a la divisa.

Por ejemplo, las criptomonedas, donde se habla mucho del dinero fiat, son también monedas fiduciarias. Esto es debido a que su precio es totalmente independiente a su valor físico, precisamente porque carece de él. Por ello, es importante no confundirlo, ya que incluso si las criptomonedas llegasen a ser reguladas por los estados, pasarán a ser fiat.

En pocas palabras, las monedas fiat son monedas reguladas por el Estado, mientras que las fiduciarias son divisas desreguladas.

Más Información