Domiciliar Nómina

domiciliar nómina

Para poder entender el significado de domiciliación de nómina, debemos entender primero qué significa domiciliación. La domiciliación es una orden que le damos al banco para agilizar cobros y pagos recurrentes en nuestras cuentas bancarias. Por ejemplo, podemos domiciliar recibos de la luz, el gas o el agua, entre muchos otros. También podemos domiciliar el pago de impuestos cuando presentamos la declaración de la renta, por ejemplo.

Una domiciliación de nómina en un banco tiene lugar cuando vinculamos nuestro sueldo a una cuenta bancaria. Es importante tener en cuenta que la domiciliación de nómina es solo posible cuando la empresa pagadora haga los pagos a través de un banco.

Las cuentas bancarias de estas características en las que ingresamos nuestro salario suelen recibir el nombre de cuenta nómina. Las cuentas nómina ofrecen todos los servicios necesarios como la domiciliación de recibos o pagos con tarjeta de crédito. Es decir, este tipo de cuentas bancarias funcionan como cualquier otro tipo de cuenta bancaria, solo que nos puede ofrecer ciertos beneficios adicionales que una cuenta corriente o cuenta de ahorros no podría ofrecer.

Domiciliar una nómina puede tener muchos beneficios como la ausencia de comisiones, tarjetas gratuitas, etc. No obstante, es importante que nos fijemos en las condiciones que nos ofrece el banco a la hora de domiciliar la nómina porque algunos de ellos, sobre todo los que vienen con regalos lujosos, nos solicitarán una permanencia de, por lo general, 24 meses.

Ventajas de domiciliar la nómina

Al domiciliar nuestra nómina, los bancos nos ofrecen una serie de ventajas, como, por ejemplo, los que citamos a continuación:

  • Regalos: suelen ser regalos físicos y atractivos, como por ejemplo un televisor. Para ello, probablemente sea necesario cumplir ciertos requisitos como un salario superior a una cantidad, permanencia de un periodo determinado o la contratación de un seguro.
  • Rentabilidad y descuentos: algunos bancos ofrecen rentabilidad a cambio de la domiciliación de la nómina, como por ejemplo un 1,25 % TAE o la devolución de un porcentaje de las compras hechas con la tarjeta asociada a esta cuenta. Además, puede ofrecer numerosos descuentos en gasolineras o vuelos, entre otros.
  • Préstamos: algunos bancos preconceden préstamos (hasta una cantidad determinada) al domiciliar nuestra nómina. También puede facilitarnos los trámites a la hora de solicitar un préstamo o crédito al banco. Por otro lado, algunos bancos ofrecen la opción de anticipos de nómina.
Domiciliar la nómina
Domiciliar la nómina es un proceso sencillo para el que sólo tenemos que contar con una cuenta bancaria.

¿Cómo domicilio mi nómina?

Este proceso es muy sencillo, y se puede realizar, por lo general, de dos formas:

  • Abrir una cuenta nómina: de esta manera el banco proporciona las bonificaciones por abrirnos una cuenta exclusivamente para nuestro salario.
  • Vincular la nómina a una cuenta existente: podemos domiciliar la nómina a una de nuestras cuentas existentes. En caso de que haya algún tipo de beneficios por domiciliar la nómina, deberemos avisar la banco para que estos puedan ser aplicados.

En muchas entidades financieras, además, este tipo de procesos puede hacerse de manera rápida y sencilla a través de internet en sus bancas online.