Financiera

Una financiera es una institución que facilita servicios financieros, como préstamos, a sus clientes o miembros. Es decir, actúan como intermediarios financieros. Las financieras son las responsables de transferir fondos de los inversores a las empresas o personas que necesitan esos fondos. Es decir, facilitan el flujo de dinero a través de la economía. De esta manera, permiten que los ahorros se utilicen para facilitar fondos para préstamos.

Las compañías financieras no son necesariamente instituciones bancarias. Las financieras no bancarias no están sujetas a regulaciones bancarias, por lo que no tienen tantas limitaciones y pueden cobrar tasas de interés más bajas o aprobar un préstamo rápidamente.

Por otro lado, no se consideran financieras las casas de empeño, mueblerías y cualquier persona natural o jurídica que realice operaciones de financiamiento de sus propias ventas.

¿Qué productos ofrecen?

Las financieras ofrecen préstamos tanto a personas físicas como jurídicas. A continuación, puedes ver algunos de los productos más comunes que ofrecen:

  • Préstamos personales: ideales para aquellas personas que necesitan un préstamo personal para una segunda hipoteca, pagar una deuda o comprarse un coche.
  • Préstamos basados en activos: utilizados normalmente para negocios en rápido crecimiento y con poco efectivo, ya que los activos pueden incluir cuentas por cobrar o inventario.
  • Factoraje: para fabricantes sin crédito pero con muchos posibles clientes. El aval consistiría en que el cliente venda el 80 % del valor de sus cuentas por cobrar.
  • Préstamos a plazos: idóneo para que aquellos comerciantes que ofrecen planes de pago puedan obtener financiamiento.

Es importante que tengamos en cuenta que en ocasiones las financieras solicitan un aval para asegurarse de que no perderán dinero en caso de un cliente moroso. En este caso, si la financiera considera que tus activos tienen valor aprobarán el préstamo en función de dichos activos. Sin embargo, de no pagar el préstamo, la financiera puede confiscarlos y venderlos

Las financieras pueden ser de varios tipos, no sólo prestamistas a particulares.

Tipos de financiera

A continuación, te presentamos una lista de las financieras más comunes:

  • Fondos de cobertura o de inversión libre: compañía financiera en la que inversores de todo el mundo invierten su dinero en un negocio.
  • Empresas de capital privado: estas financieras se acercan directamente a los inversores para solicitarles que inviertan su dinero en la empresa. De esta manera, la empresa puede comprar acciones en compañías privadas.
  • Bancos de inversión: consisten en sucursales de grandes instituciones financieras. Estas sirven como intermediarios en la ejecución de transacciones cuantiosas, como el intercambio de valores o acciones, y rara vez trabajan con pequeñas empresas.
  • Compañías financieras comerciales o prestamistas: son aquellas que otorgan préstamos comerciales a empresas o ayudan a financiar la venta de los productos de una empresa. A diferencia de los bancos, no cobran depósitos ni están sujetos a regulaciones estrictas como las bancarias.
  • Prestamistas alternativas: muy similares a las comerciales, pero con la diferencia de que ofrecen tasas de interés muy bajo

Los bancos son un tipo de institución financiera, pero se diferencia de las anteriores porque están sujetos a unas regulaciones más estrictas y, por tanto, carecen de la misma flexibilidad. Además, los bancos ofrecen una mayor cantidad de servicios y productos, aparte de inversiones, préstamos y créditos.