finiquito
Finiquito tipos y definiciones

Se considera finiquito al documento que certifica la terminación de una relación laboral entre empleado y empleador. No obstante, también se usa para referirse a la posible compensación o liquidación económica que el empleado recibe a la hora de terminar el contrato.

Cómo calcular el finiquito

Lo más importante, antes de entrar en cómo calcular el finiquito, es saber que no es el sinónimo de indemnización por despido. El finiquito es cuando nuestro empleador nos paga cualquier devengo pendiente antes de la finalización del contrato, mientras que la indemnización por despido es una remuneración extra que percibimos cuando el empleador termina nuestro contrato de manera injustificada.

Por ello, un contrato temporal que termina tras el plazo no tendrá derecho a indemnización por despido pero sí a finiquito. No obstante, todo despido incluye un finiquito, al que habrá que sumarle la indemnización por despido. Puedes consultar nuestra guía para calcular el finiquito para más detalles.

Dicho esto, en un finiquito tendremos que calcular los siguientes devengos para saber cuánto nos corresponde:

  • Salario del último mes trabajado, o su proporcional.
  • Pagas y Horas Extras que no se hayan liquidado a la fecha del fin del contrato.
  • Vacaciones no disfrutadas.
  • Otros conceptos restantes. Dependiendo del contrato, como extras anuales por objetivos.

Ten en cuenta que también pueden haber deducciones, como anticipos no cobrados.

guia calcular finiquito
No hay que confundir la indemnización por despido con el finiquito, ya que el finiquito simplemente deja los pagos pendientes liquidados, y la indemnización supone un extra.

Días de Vacaciones y Finiquito

Probablemente el devengo más confuso a la hora de percibir nuestro finiquito es la parte proporcional a las vacaciones. Y es que si nuestro contrato se interrumpe de manera inesperada, es poco probable que hayamos disfrutado exactamente el número de días de vacaciones que nos corresponden.

En primer lugar, el empleador no puede forzarnos a tomar las vacaciones restantes en caso de que nos quedasen días por disfrutar. Por desgracia es habitual que pequeños empresarios convenzan a sus empleados de hacerlo de dicha manera, pactando una fecha de terminación laboral justo tras las vacaciones disfrutadas. Esto es sólo legal si como empleado accedemos a ello.

Dicho esto, si la empresa nos debe días de vacaciones, es su obligación remunerárnoslas en el finiquito. Has de calcular cuánto percibes por día, cuántos días te corresponden al año y cuántos no has disfrutado, y a partir de ello podrás saber cuánto te pertenece. Pero ojo, porque si has disfrutado más de las que te correspondían, esto se convertirá en una deducción.

dias de vacaciones y finiquito
El porcentaje de días de vacaciones es el devengo más confuso, ya que lo normal es que hayamos disfrutado más o menos días de los que nos corresponden.

Proporcional de las pagas extras

Al igual que con los días de vacaciones, otro quebradero de cabeza suele ser el proporcional de pagas extras. Y es que muchas veces no estamos al tanto de cuántas pagas tenemos.

Para empezar, comprueba en tu contrato el número de pagas extras, ya que es común tener 14 pagas extras pero recibir una de ellas como prorrateada; es decir, se paga una parte de la misma cada mes.

Este es el principal problema, ya que muchas veces ignoramos ese importe o suponemos que es parte del sueldo. Una vez tengamos el número de pagas extra claro, el cálculo es tan sencillo como dividirlas entre doce meses, correspondiendo el resultado a lo que te corresponda por mes trabajado hasta la liquidación del contrato.

Encuentra más información sobre las pagas extras en nuestro artículo.

pagas extra en el finiquito
Para calcular el porcentaje de pagas extras, simplemente revisa cuántas tienes y divídelas entre 12; el resultado es lo que te corresponde por mes.

Más información

Cantidad Solicitada
+
Comparamos préstamos de 100 a 10.000 euros con diferentes tipos de intereses, desde el 0% hasta el 390%. Como ejemplo, un préstamo de 1.000€ a un plazo de dos años, con un TAE del 79,38% tiene unos intereses de 737,61€. Cantidad total a devolver 1.737,61€.

TAE mínimo 0% - TAE máximo 390%. Devuélvelo en un plazo desde 3 a 72 meses.