Diferencias entre Salario Bruto y Neto

Diferencias salario bruto y neto

Cuando hablamos de salario bruto y salario neto, hablamos de el salario total que nuestro empleador pagará (salario bruto), mientras que el salario neto es el total que percibiremos. Es muy importante conocer lass diferencias entre el salario bruto y el salario neto, ya que dependiendo de nuestras deducciones, la diferencia entre el salario bruto y neto puede ser muy grande, por lo que antes de aceptar un nuevo trabajo o ascenso, tenemos que tener claro que el salario bruto no es necesariamente el salario que irá a nuestra cuenta corriente.

Esto significa que la diferencia entre salario bruto y neto es que el salario bruto es lo que paga el empleador, y el neto es lo que recibimos en nuestra cuenta bancaria.

¿Qué es el salario bruto?

El salario bruto el salario total que nuestro empleador, ya sea una empresa o una entidad gubernamental, liquidará a nuestro favor. Este salario también se llama salario líquido. Es lo que le cuesta a nuestro empleador cada mes contratarnos.

Ten muy en cuenta que la diferencia entre tu salario bruto y el salario neto puede ser muy grande, por lo que a la hora de negociar un nuevo contrato de trabajo, has de tener muy claro de cuándo se habla de salario bruto o salario líquido y cuánto de salario neto. Además, algunos conceptos como cheques restaurant o primas de seguros pueden estar incluidos en el total de tu salario líquido, por lo que será un importe que no percibirás en tu cuenta.

Otros aspectos que has de tener en cuenta para calcular lo que realmente percibirás es saber que en tu salario bruto se incluirán también las dobles pagas, sean prorrateadas o no.

salario bruto
El salario bruto es lo que realmente pagará tu empresa en total, pero no el total que percibas, ya que tendrás que restar impuestos y demás contribuciones.

¿Qué es el salario neto?

El salario neto es el salario que percibirás mensualmente en tu cuenta corriente, por lo que es el salario final que percibirás y, seguramente, el que realmente te interese conocer. Este salario es el que se aplica tras las consecuentes deducciones, ya sean impuestos u otras deducciones pertinentes.

¿Cómo se calcula el salario neto?

Antes que nada, has de saber que cada caso es diferente, por lo que lo mejor es siempre preguntar al departamento de Recursos Humanos o al empleador cuál será el salario neto final. Esto no sólo depende de la empresa, si no de tu propia situación, ya que los impuestos a cargar difieren en función de la persona. No obstante, siempre se puede llegar a un estimado muy aproximado.

Para calcular tu salario neto, tendrás que deducir los siguientes importes o porcentajes a tu salario bruto:

  • IRPF. Es la principal retención que se nos aplica, y su particularidad es que podemos decidir cuánto se nos deduce. Nuestra empresa tiene la responsabilidad de aplicar un IRPF que nos permita no deber, ni que nos deba, nada Hacienda. Pero muchas veces se nos aplica un IRPF mayor, por lo que percibiremos lo que nos corresponda en la siguiente declaración de Hacienda. Por supuesto, si hacemos lo contrario y decidimos o se nos aplica un IRPF más bajo, acabaremos teniendo que devolver el importe a la Agencia Tributaria. El IRPF suele oscular entre un 13% y un 25%.
  • Retención de la Seguridad Social. Esta suele ser de un 6,4% para los trabajos temporales y un 6,35% en caso de contratos indefinidos. Aquí se incluyen diferentes aportaciones a la seguridad social que haremos, como el destinado al paro o a servicios sanitarios.
salario neto
El salario neto es el salario final que percibirás en tu cuenta bancaria tras haber descontado impuestos y contribuciones.

Seguridad social y salario; ¿Cuál cotiza?

Como has visto, las deducciones a la Seguridad Social son, tras el IRPF, la principal deducción que sufriremos. Con éstas deducciones sufragamos costes del servicio de desempleo, sanidad y demás servicios básicos que disfrutaremos en nuestra vida.

Una de las principales preocupaciones que nos asalta, de cara a la jubilación o calcular cuánto nos pagarán si entramos en el servicio de desempleo, es saber qué salario cotiza, si el bruto o el neto. La respuesta es sencilla; para cualquier tipo de cotización en base a la seguridad social, la base imponible siempre se aplica al salario bruto.

Piensa que el salario neto no tiene ninguna función a la hora de calcular impuestos, bases imponibles o cotizaciones. El salario neto es importante conocerlo para saber cuánto cobraremos, pero para cualquier otro cálculo, siempre usa tu salario bruto.

Preguntas frecuentes

¿Cuál es la diferencia entre salario neto y bruto?

La diferencia entre salario bruto y neto es que el primero es el sueldo líquido que nuestro empleador pagará, mientras que el salario neto es el que recibiremos tras impuestos y aportaciones a la seguridad social.

¿Cuál es mi sueldo neto?

Lo mejor es siempre que preguntas a tu empleador. No obstante, el cálculo es restar a tu salario bruto tu IRPF y aportaciones a la seguridad social.

¿Cuál es el porcentaje que se descuenta del sueldo bruto?

Dependerá del tramo de IRPF en el que se sitúe tu calario bruto, puede ir desde el 19% al 47% de IRPF.

¿Cuánto son 1200 euros brutos en neto?

Dependerá de si tienes más de 12 pagas y de tus aportaciones a la seguridad social. No obstante, un aproximado bastante realista sería aplicar un 6,35% en deducciones a la seguridad social y un 19% de IRPF, percibiríamos un líquido de 895,8€