Recibo

recibo

Se conoce como Recibo al documento, ya sea físico o digital, emitido por un proveedor a un cliente, como justificante del pago realizado por la adquisición del bien o servicio. Es decir, es la constatación de que se ha pagado por un bien o servicio.

Recibo como prueba de pago

El uso más generalizado del recibo es como muestra o justificantede pago. El proveedor del bien o servicio por el que se efectúa el pago está obligado en todo caso a expedir este documento como prueba de que se ha abonado el servicio o bien.

Generalmente, el consumidor recibe el original, mientras que el proveedor mantiene una copia. Con este justificante de pago, podremos acceder a la garantía del producto, solicitar una devolución y probar que hemos adquirido el producto o servicio.

El recibo debe constar con la fecha de de expedición y adquisición del bien o servicio, importe y definición del producto o servicio, así como datos del proveedor, no siendo necesarios los datos fiscales del consumidor.

¿El recibo es un documento para dejar constancia del pago?

Generalmente, el recibo un documento con el que el cliente puede probar que ha adquirido un producto de cara a devoluciones, reembolsos y demás derechos recogidos por la ley. No obstante, también hay otros usos del recibo más allá de una constancia del pago.

El recibo también puede usarse para ser domiciliado en una cuenta bancaria. Este tipo de recibos son comunes en servicios con pagos periódicos, como son las cuotas de un gimnasio, línea telefónica, el seguro o un servicio de streaming.

Mediante un contrato, el proveedor y el consumidor acuerdan que el recibo se domiciliará en la cuenta bancaria, haciendo que cada mes se efectúe el pago de manera automática; esto también sucede con los préstamos personales. Esto generará lo que llamaremos un recibo bancario, ya que es el banco quien emitirá en este caso el recibo como justificante de pago, ya que abonará la cantidad inmediatamente en la fecha acordada.

recibo vs factur
Aunque similares, un recibo es diferente a una factura, ya que uno es una prueba de pago y otro cumple funciones de tasación fiscal.

Diferencias con factura

Una factura es un documento de carácter impositivo. Es decir, una factura no tiene como meta justificar un pago, si no oficializar a nivel taxativo una prestación de bienes o servicios. Además, una factura puede, y comúnmente, ser emitida antes del pago. Dicha factura es un documento oficial cuya función es oficializar de cara a la Agencia Tributaria el pago.

La factura, además, es necesaria para poder aplicar y devolver los impuestos pertinentes. Un proveedor de bienes o servicios ha de declarar dichas facturas a la agencia tributaria, y todo descuento o reembolso tributario asociado a un pago necesitará de factura, no de recibo. Es por ello que muchas instituciones con ayudas gubernamentales (como centros educativos), necesitan presentar facturas de sus compras ya que el descuento en impuestos sólo es válido en un documento de carácter impositivo, no en una prueba del pago.

Una manera fácil de entenderlo es la siguiente: la factura es el documento oficial que se realiza antes del pago, y tiene funciones tributarias relacionadas con los impuestos que se aplican al bien o servicio, ya sea para su declaración o para recibir subvenciones; es de mayor importancia para el proveedor. No obstante, un recibo es el documento que se realiza tras el pago como justificante de que se ha realizado, siendo más necesario para el consumidor de cara a reclamar garantías o devoluciones del producto.

Más Información