Brecha de Género en conocimientos financieros

brecha de genero

– Un estudio del Banco de España alerta sobre la disparidad respecto al conocimiento financiero
– La relativamente reciente independencia económica femenina explica tal diferencia

Por desgracia. el recuerdo de cuando una mujer debía pedir permiso a su marido para abrir una cuenta bancaria sigue siendo bastante reciente. A pesar de que por fortuna hoy en día las mujeres gozan del mismo reconocimiento legal a la hora de gestionar sus propias finanzas, el estudio elaborado por el Banco de España evidencia que, a nivel de conocimientos, existe una brecha.

Igualdad legal, pero no en formación

Las conclusiones del estudio son bastante contundentes; existe una brecha de conocimientos financieros entre hombres y mujeres. Si bien la triste realidad es que los conocimientos financieros siguen siendo escasos a nivel global, concretamente el género femenino sale especialmente perjudicado en las encuestas.

En el estudio se valoró los conocimientos financieros de los individuos mediante un test con diferentes preguntas que evaluaban las competencias financieras de los sujetos. Estas preguntas hablaban de inversión, préstamos o demás conceptos económicos y financieros. En España, el 67% de los hombres evaluados respondían correctamente al menos 5 de las 7 preguntas incluidas en el test, mientras que en el sector femenino, el porcentaje se reducía al 50%.

Esta tendencia es global, ya que a nivel internacional, el mismo test desveló que los hombres respondían afirmativamente a 5 de las 7 preguntas en un porcentaje del 61%, mientras que las mujeres lo hacían en un porcentaje del 51%. De estos datos podemos concluir que el género masculino en España es más competente a nivel general, y el femenino ligeramente menos competente.

La brecha de género de conocimientos a nivel global

Como vemos, España tiene una diferencia de un 16% entre hombres y mujeres respecto a conocimientos financieros. No obstante, a nivel global no estamos tan mal posicionados, siendo los novenos a nivel Europeo en conocimientos financieros (en ambos géneros) y muy lejos de los países con las mayores diferencias de conocimientos financieros entre hombres y mujeres.

Por ejemplo, Noruega, que lidera la lista en cuanto a conocimientos en ambos géneros a nivel Europeo (y sólo superado por China a nivel global), muestra una diferencia de más del 20% entre hombres y mujeres; porcentajes similares a los que manejan países como Países Bajos, Reino Unido o Jordania.

La diferencia en el líder global, China, es de menos del 10%, y llama la atención que sólo Albania y Bielorrusia cuentan con mayores competencias en el género femenino que el masculino, aunque se encuentran de los últimos de la lista y la diferencia no llega ni al 5%.

brecha de género a nivel global
Fuente: Banco de España

¿Por qué existe esta brecha de género?

La diferencia en conocimientos financieros entre hombres y mujeres es un hecho que se produce por muchos factores. Para empezar, por connivencia social las finanzas se atribuyen clásicamente al hombre, por lo que las mujeres suelen desarrollar menos interés o experiencia en un campo excesivamente masculino. Por otro lado, las mujeres se han visto abogadas a especializarse en las tareas del hogar, cosa que sigue sucediendo hoy en día; el hombre trabaja más horas que la mujer, a quien se le delegan las tareas domésticas. Por ello, el hombre acaba también controlando las finanzas.

Otras teorías más controvertidas hablan de que las mujeres son menos propensas a adquirir riesgos a nivel económico, por lo que el mundo de las inversiones no es tan atrayente como lo es para los hombres, supuestamente más propensos a asumir riesgos. No obstante esta hipótesis se basa exclusivamente en un estudio en el cual un 38 %
de los hombres se manifestaban estar dispuestos a asumir riesgos para obtener una
mayor rentabilidad, contra un 32% de mujeres
que afirmaban lo mismo.

Esta última hipótesis parece apuntar más a las convenciones sociales como factor decisivo, así como a la reciente independencia financiera femenina. Por ejemplo, analizando los indicadores globales, encontramos que los países con menor diferencia entre hombres y mujeres y conocimientos financieros son países con un pasado socialista o aconfesional (como los países asiáticos), mientras que democracias plenas y avanzadas en derechos pero con un trasfondo más religioso fallan estrepitosamente, incluyendo los Países Nórdicos o Nueva Zelanda, donde a términos legales la igualdad es prácticamente plena.