Cuentas Remuneradas

cuenta remunerada

Las cuentas remuneradas son productos financieros relativamente recientes, que son una mezcla entre una cuenta corriente y una cuenta depósito o cuenta de ahorro. Por ello, son cuentas nóminas que podremos usar diariamente pero también nos reportan beneficios en forma de TAE.

Cuenta remunerada vs cuenta de ahorro

Existe mucha confusión cuando hablamos de cuentas remuneradas y cuentas de ahorro. Y es que a fin de cuentas eso es lo que hace una cuenta de ahorro; remunerarnos por depositar nuestro capital en sus cuentas. No obstante debemos entender cómo funcionan ambas.

Las cuentas de ahorro o depósito tienen como objetivo que depositemos el máximo dinero posible, algo que al banco le interesa. Por ello, estas cuentas, por muy flexibles que sean, siempre nos instigarán a no mover el dinero. Pueden ser depósitos a plazo fijo donde pactamos un tiempo en el que no podremos disponer del dinero, o bien puede que podamos disponer de él pero no sea posible domiciliar la nómina o ningún recibo.

En cambio, las ofertas remuneradas sí permiten domiciliar tanto nóminas como recibos. A efectos prácticos son básicamente una cuenta corriente la cual nos ofrecerá una remuneración. No obstante, esta siempre es mucho menor que la remuneración que nos dará una cuenta depósito.

Adjuntamos una tabla con las diferencias entre ambos productos:

Cuenta RemuneradaCuenta Depósito
Domiciliar NóminaNo
Domiciliar PagosNo
Retirar sin límitesSiDepende
Renta FijaNo
TAE altoNo
Las cuentas remuneradas también basan sus intereses en una TAE o Tipo de Interés que hará que el beneficio crezca con el tiempo.

¿Cuáles son las mejores cuentas remuneradas?

Al ser un producto particular, definir cuál es la mejor cuenta remunerada es difícil. Piensa que si ya de por sí para elegir una cuenta de ahorro tendrás que tener en cuenta más factores a parte del TAE que nos ofrezcan, en este tipo de cuentas tan flexibles es mucho más vital que tengamos claro qué uso queremos darle.

Siempre ten en cuenta que una cuenta remunerada no es una inversión. No vas a hacer una gran fortuna ni obtener un gran retorno de una cuenta remunerada, por lo que puede que simplemente fijarte en la que te ofrezca mayor TAE no es lo más sabio.

Lo principal es que tengas en cuenta las condiciones de la cuenta y su remuneración, ya que las cuentas remuneradas suelen tener requisitos a la hora de darnos beneficios. Por ejemplo, puede que tengamos que ingresar un mínimo, domiciliar la nómina o cualquier otro requisito.

Por supuesto, la TAE que nos devuelva es importante, pero ten en cuenta el resto de factores. Si quieres una cuenta remunerada que funcionará como tu cuenta corriente principal, pero quieres obtener algo de beneficio de ella, busca una cuenta remunerada con bastante flexibilidad y pocas limitaciones. Si tienes una cuenta corriente y buscas una cuenta de ahorro flexible, entonces sí deberías fijarte en la TAE.

Más Información