Cuenta Joven

cuenta joven

Una cuenta joven es una cuenta corriente o cuenta depósito, destinada a jóvenes por debajo de cierta edad. Normalmente el límite se sitúa en los 30, aunque puede ser algo mayor o menor. Normalmente, ofrecen condiciones más ventajosas que el resto de cuentas corrientes o depósito, como ausencia de intereses de mantenimiento.

Cuentas para jóvenes

Las cuentas jóvenes tienen por destino a sectores de la población considerados jóvenes. Pero como dice el dicho, la juventud es un estado mental y muy subjetivo. Estas cuentas para jóvenes pueden tener diferentes límites, aunque lo normal es que se apliquen hasta una edad cercana a los 30.

Por lo general, el límite máximo es hasta 35 años, y más allá de esta edad no suelen existir productos, ya que se entiende que se ha alcanzado cierta madurez. Los límites más bajos suelen ser hasta los 25 o 26 años. Ten en cuenta que para tener este tipo de cuentas tenemos que ser mayores de edad.

Tienes que saber que las cuentas para jóvenes son una opción, no una necesidad. Por ello, puedes contratar una cuenta normal aunque seas menor de la edad requerida por tu banco para una cuenta joven. Normalmente nos conviene tomarlas ya que suelen tener menos intereses y ciertas ventajas. No obstante pueden existir limitaciones y requisitos adicionales a la hora de contratarlas, como que no tengas ingresos recurrentes como empleado (o sea, no tener una nómina domiciliada a la cuenta) o que seas estudiante.

cuentas corrientes para jóvenes
Aunque existen cuentas depósito para jóvenes, lo normal es que se trate de cuentas corrientes con pocas o ninguna comisión.

Tarjeta de débito y cuenta joven

Lo común es que las cuentas jóvenes sean cuentas corrientes donde depositar sus ingresos, sean por trabajos o ingresos de familiares. Por ello, se espera que dichas cuentas sean más bien destinadas al gasto que al ahorro. Por ello, la mayoría de las cuentas jóvenes disponen de una tarjeta de débito asociada.

A veces puede que incluso la ventaja de la cuenta joven sea disponer de una tarjeta de débito o crédito con condiciones especiales. No obstante, es extraño encontrar cuentas jóvenes con tarjetas de crédito, ya que normalmente estas se dan a clientes con gran solvencia, y el objetivo de las cuentas jóvenes suelen ser estudiantes.

Las condiciones especiales de las cuentas jóvenes suelen tener por objetivo atraer a potenciales buenos clientes. Por ello, puede que no puedas optar a una tarjeta de débito o crédito inicialmente, pero sí en el futuro.

Cuenta joven sin comisiones

Como hemos indicado, la principal diferencia entre una cuenta joven y una cuenta corriente común es precisamente sus ventajas. Al ser productos destinados a un público joven del que se entiende que no disponen aún de una gran estabilidad financiera, Por ello, la principal baza de las cuentas jóvenes es no tener comisiones.

Esto se debe a que el banco quiere conseguir a clientes potencialmente rentables antes de que lo sean. Ofreciéndote una cuenta sin comisiones, harán que en un futuro sigas con ellos aunque te toque pagarlas.

Por ello, no recomendamos usar ninguna cuenta joven que aplique comisiones. Piensa que son los bancos quienes tendrán que pelearse por ti, no al revés.

Más información