préstamos por teléfono
préstamos por teléfono

Hace tan sólo unas décadas, pedir un préstamo a distancia significaba llamar a un teléfono. Si bien este tipo de servicios tuvieron su popularidad, cada vez son menos. Y aunque los créditos online han tomado el reemplazo, algunos siguen prefiriendo el trato humano. Te explicamos si aún existe la posibilidad de pedir préstamos por teléfono.

Tabla de Contenidos

Pedir un préstamo por teléfono

historia préstamos telemáticos
Los préstamos por teléfono fueron muy populares en los 80 y 90

Desde hace siglos, pedir un préstamo suponía el mismo tipo de operación. Desde los primeros prestamistas particulares al nacimiento de la Banca, para pedir un préstamo teníamos que acudir personalmente a un prestamista, normalmente una entidad bancaria, y solicitar dicho crédito. Tras un estudio de nuestra viabilidad, éste se otorgaba tras la firma de un contrato de préstamos con unas ciertas cláusulas.

Con el paso del tiempo, este proceso se iba agilizando, desde las primeras creaciones de bases de datos a internet. Y en el siglo XXI, con el auge de los servicios telemáticos, pedir un préstamo por teléfono se convertía en el buque insignia de muchas financieras, especialmente aquellas centradas en préstamos personales que no requerían que tuviésemos cuenta bancaria.

No obstante, si tenemos cierta edad, puede que nos hayamos dado cuenta de que pedir un préstamo por teléfono es cada vez más difícil de encontrar. ¿Sigue siendo posible pedir un préstamo por teléfono? ¿Por qué cada vez es más complicado hacerlo? Resolvemos tus dudas en los siguientes apartados de este artículo.

¿Qué créditos rápidos por teléfono hay?

Cetelem BNP Paribas
Cetelem, del grupo BNP Paribas, fue el pionero en préstamos telemáticos en España.

Hace unas décadas, Cetelem se conformaba como el pionero en España en dar préstamos telemáticos. La financiera de origen francés, que se especializaba hasta entonces en financiación para compras en establecimientos a través de los mismos (es decir, era la financiera que los comercios usaban para que sus clientes pudiesen pagar a plazos), comenzó a ofrecer créditos telemáticos.

Y no mencionamos a Cetelem sólo como curiosidad por su rol como pioneros al ofrecer préstamos telefónicos. Lo hacemos para que entiendas algo que explica el motivo por el que, a día de hoy, no existen préstamos exclusivamente por teléfono. Y es que habrás descubierto, ya sea a través de Cetelem o nuestro comparador de préstamos, que hoy en día la financiera francesa ofrece préstamos online a sus clientes.

Es probable que si has llegado aquí buscando préstamos telefónicos, te sientas decepcionado. Y seguramente porque habrás acabado en otras páginas que te ofrecerán a sus colaboradores como préstamos por teléfono. Pero no te dejes engañar. A día de hoy, no existen los préstamos telefónicos.

Esto es debido a que han sido reemplazados totalmente por los préstamos online. Esto se debe a los siguientes motivos:

  • Son más rápidos. Esperar a que nos cojan el teléfono para hablar con un operador que simplemente introducirá los datos en el sistema que podríamos introducir nosotros mismos por internet, es perder nuestro tiempo y el de la otra persona.
  • Son más seguros. Un teleoperador tendrá que escuchar tus datos personales y bancarios. A pesar de que la ley le impida hacer nada con ellos, nada impide que un individuo se salte la ley. A través de internet, nuestros datos nunca son revisados por una persona, si no que se tratan a través de algoritmos.
  • Son más baratos. Tanto para la financiera, que tiene que contar con más empleados para atender llamadas, como para el cliente, que tendrá que abonar el coste de la llamada (y no suelen ser líneas gratuitas)

Si bien muchas financieras y bancos cuentan con una línea de atención al cliente por teléfono que nos puede ayudar, a día de hoy, es más rápido, seguro y eficiente pedir un préstamo online. Somos conscientes de que a cierta edad se nos puede complicar el uso de internet, o que el trato humano es irreemplazable. Pero en Top5Credits apostamos por la honestidad, y te animamos a que solicites préstamos online, tanto por seguridad como por falta de alternativas.

Préstamos Online

Préstamos personales online
Los préstamos personales online han tomado el negocio de los telemáticos.

Aunque tengas reticencias en pedir un préstamo online por pensar que no tienes la habilidad necesaria, no te fías o bien crees que un operador te podrá ayudar, desde Top5Credits creemos que los préstamos online son el futuro y han llegado para quedarse. Te ofrecemos una lista de las ventajas y características de éste tipo de préstamos, para que te animes a solicitarlos.

  • Podrás tener el dinero en 15 minutos. Los préstamos online compiten con la banca traidiconal. Al no poder ofrecer intereses tan bajos o importes tan elevados, se especializan en el lado tecnológico, ofreciento sistemas rápidos de solicitud donde en 15 minutos puedes tener el préstamo en tu cuenta, ya que las comprobaciones se hacen online automáticamente.
  • Tus datos bancarios están a salvo. Internet ha evolucionado tanto que gracias a la Banca Online podrás introducir tus datos bancarios sin miedo a que nadie los revise. Aunque muchas veces creemos que estamos «dando» nuestra contraseña a la financiera, no es así; simplemente estamos accediendo a nuestro propio banco para confirmar nuestra identidad e historial crediticio. Es como introducir el PIN de tu tarjeta en un datáfono, sólo que en este caso ni siquiera hay nadie que pueda verte hacerlo.
  • Los procesos son sencillos. Las financieras online se esmeran en que sus procesos sean sencillos de realizar. Piensa que llamando a una financiera, simplemente estarás haciendo que otra persona introduzca los datos que tú mismo podrás introducir, solo que gracias a la tencología los formularios son sencillos y orientados al cliente.
  • Préstamos gratis. Los microcréditos online suelen ofrecer hasta 300€ gratis para nuevos clientes. Aprovecha estas promociones, que no suelen ser dadas por la banca tradicional.
  • Que no te tomen el pelo. Los bancos y financieras más tradicionales se aprovechan de su fama y renombre para ofrecer condiciones titánicas, ser muy estrictos en sus requerimientos y normalmente los préstamos no son su negocio principal. Los créditos online luchan para competir con ellos, por lo que se esmerarán más en dar un buen servicio.

Si sigues teniendo sospechas y reparos acerca de pedir un préstamo online, te recomendamos que leas nuestro artículo para evitar estafas en internet. Por suerte, cada vez es más seguro pedir un crédito online, y si quieres asegurarte, te animamos q que pruebeas cualquiera de los préstamos que hemos analizado, ya que todos estos han sido probados por nuestro equipo de redactores y son 100% seguros.

Cantidad Solicitada
+
Comparamos préstamos de 100 a 10.000 euros con diferentes tipos de intereses, desde el 0% hasta el 6.171%. Como ejemplo, un préstamo de 1.000€ a un plazo de dos años, con un TAE del 79,38% tiene unos intereses de 737,61€. Cantidad total a devolver 1.737,61€.

TAE mínimo 0% - TAE máximo 6171%. Devuélvelo en un plazo desde 3 a 72 meses.

Preguntas y Respuestas

¿Qué es un préstamo telefónico?

Un préstamo telefónico es un tipo de préstamo, normalmente microcrédito, que podrás solicitar simplemente llamando a una línea telefónica y facilitando tus datos.

¿Puedo pedir un préstamo llamando por teléfono?

A día de hoy, los préstamos online han tomado prácticamente todo el negocio de los préstamos telefónicos, ya que no necesitan personal y son más rápidos.

¿Siguen existiendo los préstamos por teléfono?

A día de hoy, ninguna empresa de microcréditos otorga exclusivamente créditos telefónicos. Algunas financieras y bancos pueden asistirnos telefónicamente para pedir un crédito, pero hacerlo de manera online es más cómodo, seguro y barato tanto para la entidad como para el cliente.

¿Por qué hay menos teléfonos de atención al cliente en microcréditos?

Cada vez es menos habitual encontrar servicios de atención telefónica en microcréditos porque se tratan de startups que, al no tener tanta plantilla, pueden ofrecer tarifas más competitivas.