Cuota

cálculo de cuota

Una cuota es una cantidad de dinero que se abona de forma regular y que puede incluir intereses aplicados. Las cuotas suelen estar acordadas de antemano, tanto en dinero como en periodos. Existen muchos tipos de cuotas (de mercado, tributarias, etc.), pero esta vez nos centraremos en conocer qué es una cuota de un crédito o préstamo.

La cuota de un préstamo es un pago periódico que el deudor se compromete a pagar a su acreedor con el fin de devolver el crédito percibido. Existen dos componentes principales:

  • El principal, que consiste en la parte del capital prestado
  • Los intereses acumulados, los cuales se calculan multiplicando el tipo de interés del periodo del saldo pendiente por cancelar.

Cuota inicial de un crédito

La cuota inicial de un crédito es la devolución de forma adelantada de parte de préstamos recibido. Es muy común en hipotecas y préstamos para vehículos. Consiste en un porcentaje del dinero prestado.

Las ventajas de pagar una cuota inicial son muchas, tanto para el cliente como para la entidad financiera. A continuación, podemos ver algunas de ellas:

  • Para el prestatario:
    • Las cuotas mensuales son más bajas o los plazos más cortos.
    • Se acumulan, por lo tanto, menos intereses, lo cual genera un ahorro en gastos financieros.
    • Algunos gobiernos subsidian el acceso a vivienda cubriendo una parte de la cuota inicial, por lo que más personas pueden acceder a una casa propia.
  • Para la entidad financiera: el riesgo de impago es menor en caso de que el deudor se encuentre con alguna situación extraordinaria. Además, si la cuota es muy alta, también podría darse una situación de impago.
Calculando una cuota
Para calcular una cuota no tendremos que tener sólo en cuenta el dinero solicitado, si no también la suma de la TAE.

Cálculo de la cuota

Para calcular la cuota de un préstamo debemos tener en cuenta en primer lugar el tipo de interés. Por ello, cuanto más alta sea la tasa, más altos serán también los gastos financieros y los pagos mensuales.

Supongamos que el préstamo recibido es de 15 000 €, con un pago inicial de 3 000 €, a pagar en 12 meses (o 12 periodos), con una amortización constante de 1 000 € y con un interés del 5 %. Por lo tanto, según el cuadro de amortización del préstamo, las cuotas quedarían de la siguiente manera (cuarta columna):

PeriodoInteresesAmortización del capitalCuotaCapital pendiente
    15 000 €
0  3 00012 000 €
16001 0001 60011 000 €
25501 0001 55010 000 €
35001 000 1 5009 000 €
44501 0001 4508 000 €
54001 0001 4007 000 €
63501 000 1 3506 000 €
73001 0001 3005 000 €
82501 0001 2504 000 €
92001 0001 2003 000 €
101501 0001 1502 000 €
111001 0001 1001 000 €
12501 0001 0500 €
Ejemplo de un cuadro de amortización donde consultar tus cuotas.

Calcular Cuota de tu Hipoteca

Como puedes ver, es muy sencillo calcular la cuota de tu préstamo simplemente acudiendo al cuadro de amortización. No obstante, cuando firmamos la cuota, muchas veces esto no es tan sencillo, especialmente si no contratamos una hipoteca de tipo fijo.

Ten en cuenta que si contratas una hipoteca de tipo variable, tendrás que tener muy claro qué tipo de interés se te aplica. Lo normal es que se aplique un %TAE + el índice Euríbor, pero a la hora de firmar tu hipoteca, asegúrate de tener claro cómo funcionan los intereses para que puedas calcular la cuota.

Más información