Mercado Secundario

mercado secundario

Se llama Mercado Secundario al sector del mercado en el cual se negocia la compraventa de activos financieros por parte de inversores que han adquirido dichos activos previamente directamente del emisor original, como entidades financieras o gobiernos. Por decirlo de alguna manera, el Mercado Secundario es la «Segunda Mano» de activos y bienes financieros. El mercado secundario ofrece principalmente activos a renta variable, aunque como en el mercado primario, también puede ofrecer activos a renta fija en dicho mercado de negociación.

Diferencias entre mercado primario y mercados secundarios

Para entender bien los mercados secundarios y el funcionamiento de los mercados, tenemos que saber de dónde vienen, y es que no existen mercados secundarios sin el mercado primario, que es quien genera éste segundo mercado.

Para empezar, el mercado primario es aquel en el cual una entidad, normalmente una entidad financiera o gubernamental, emite un título financiero. En este mercado se unen tanto compradores como vendedores. Estos títulos financieros pueden ser letras del tesoro, bonos, acciones de empresas o cualquiera de los activos financieros destinados a la inversión. Estos son adquiridos por diferentes personas, físicas o jurídicas en el llamado mercado primario.

Una vez esto sucede, cuando se vuelven a negociar, se hace en los llamados mercados secundarios. Ejemplos de estos mercados son los siguientes:

  • Bolsa de valores. La famosa bolsa es probablemente el mercado secundario más conocido. En él se negocia con acciones de empresas. Estas organizaciones privadas se encuentran en todo el mundo, desde la bolsa de Wall Street a las bolsas españolas de Madrid, Barcelona o Bilbao.
  • Mercados de Renta Fija Corporativa (AIAF). Estos mercados están enfocados en activos financieros de renta fija, sometidos a control por parte del Estado, y conformado por diferentes entidades financieras. Se orienta principalmente a inversores institucionales.
  • Mercados Derivados (MEFF). Los famosos Mercados a Futuro, donde se negocian con activos de renta fija o variable, bajo la administración del Ministerio de Economía. EN él se negocian tanto bonos del Estado como acciones europeas y el índice bursátil IBEX35.
Bolsa de valores
La bolsa de valores es uno de los mercados secundarios más conocidos, donde se negocia con activos financieros en forma de acciones de empresas.

¿Renta fija o Renta variable?

Ahora que ya sabes qué diferente mercados secundarios existen, te preguntarás la diferencia entre las rentas fijas o variables de los diferentes mercados, y cuál te conviene a nivel de inversión. Te explicamos sus diferencias.

  • Renta fija. Un activo financiero de Renta Fija es aquel en el cual tendremos la certeza, antes de realizar la inversión, del retorno en intereses que recibiremos. Este tipo de activos señalan un %TAE que recibiremos a cambio de nuestra inversión. Por ejemplo, un bono que nos garantice un 10% TAE es un ejemplo de activo de renta fija. Son inversiones seguras, pero por lo general, poco rentables a corto plazo.
  • Renta variable. Son activos e inversiones cuyo retorno puede variar en función a determinados factores, como índices externos o la evolución propia del mercado. Son las inversiones más conocidas, como las acciones del mercado de valores, y requieren de conocimientos por parte del inversor del mercado donde se invierte.

Normalmente, tanto en el mercado primario como en el mercado secundario podremos encontrar varios tipos de rentabilidad. No obstante, en las bolsas de valores y casi en cualquier mercado de inversión de mercado secundario es mucho más común encontrar renta variable. Piensa que a excepción del AIAF, el mercado secundario centrado en Renta Fija, los otros dos mercados secundario se enfocan principalmente en el mercado variable.

Por ello, y teniendo en cuenta que la AIAF está enfocada a inversores institucionales, no es que te convenga apostar por renta variable en un mercado secundario, si no que probablemente casi sólo encontrarás activos financieros a renta variable, ya que los compradores y vendedores de la AIAF son instituciones. Si deseas invertir a renta fija, te recomendamos otros productos como depósitos, que suelen pertenecer al mercado primario.

Más información