Guía para abrir una cuenta online

abrir cuenta online

Vivimos cada vez en un mundo más online, especialmente tras una crisis sanitaria que ha hecho hincapié en lo necesario y útil que es internet en estos días. No obstante, aún somos algo tradicionales respecto a nuestras gestiones financieras. No obstante, cada vez existen más productos financieros online, como las cuentas bancarias online. Te aconsejamos cómo abrir una cuenta online y triunfar en el intento.

¿Cómo abrir una cuenta bancaria online?

Si has acabado en este artículo, puede que sea por dos motivos; no sabes cómo abrir una cuenta bancaria online, o quieres saber cómo elegir la mejor y abrir la cuenta online que mejor satisfaga tus necesidades. En esta guía te explicaremos y ayudaremos en ambos procesos.

Abrir una cuenta bancaria a través de internet es, hoy en día, bastante sencillo. No obstante, has de saber que no se tratará de un proceso tan rápido como pedir un préstamo online. Esto es debido a que uno de los métodos más populares hoy en día para verificar nuestra identidad online y contratar productos financieros es a través de la Banca Online. Y, para tener Banca Online, evidentemente necesitas abrir una cuenta online anteriormente.

Pasos para abrir una cuenta bancaria online

Por ello, aunque es sencillo, abrir una cuenta online requerirá algo de papeleo y burocracia. No obstante, los pasos suelen ser los siguientes:

  1. Entra en la página web del banco o entidad financiera que hayas elegido.
  2. Una vez dentro, selecciona abrir cuenta bancaria. Asegúrate de que estás eligiendo una cuenta online si acudes a bancos tradicionales (como BBVA o Santander), mientras que si la financiera es una fintech enfocada en cuentas online, como N26, no será necesario.
  3. Normalmente tendrás que rellenar un formulario.
  4. El último punto es el que diferirá dependiendo de la entidad. Para bancos tradicionales, es posible que se te indique que acudas a la oficina para finalizar el papeleo, o que envíes documentación requerida vía postal o por correo electrónico, como DNI o Nóminas. Los bancos más modernos, al menos, requerirán el envío de un documento de identidad, sea de manera electrónica o postal.
  5. Una vez hayas enviado la documentación, recibirás el contrato, ya sea vía correo electrónico uy ordinario. Tras su firma, dispondrás de tu cuenta bancaria online.

Como ves, el proceso puede ser tan sencillo como rellenar un formulario y adjuntar tu DNI en un correo o mensaje electrónico, a tener que personarte en la oficina del banco. Como siempre, suelen ser las fintech las más avanzadas y los bancos tradicionales los más burocráticos.

Elegir una cuenta bancaria online

Ahora que ya sabes cómo abrir una cuenta bancaria online, te falta lo más importante; saber cómo abrir una cuenta bancaria online que realmente cumpla tus expectativas. Y es que si has decidido pasarte a las cuentas online, seguro que ya conoces sus ventajas. Estas son:

  • Posibilidad de consultar saldo y movimientos a través de nuestro teléfono o cualquier dispositivo conectado a internet de forma gratuita.
  • Aplicaciones que nos permitirán realizar ingresos e incluso pagos a través de nuestro teléfono.
  • Generalmente, menos costes de mantenimiento.
  • En ocasiones, posibilidad de usarlas en el extranjero sin coste añadido.
  • Gran variedad de cuentas online sin comisiones. De hecho, casi la totalidad de las cuentas online son una cuenta online sin comisiones.

Estas ventajas suelen ser comunes en la mayoría de las cuentas online. No obstante, respecto a tus necesidades, has de barajar si cumplen o no los siguientes requisitos:

  • Tarjeta de Débito o Tarjeta de Crédito. No todas las cuentas online cuentan con una tarjeta de débito o crédito asociada, o pueden tener costes añadidos. Recuerda que las comisiones de las tarjetas van en paralelo a las de la cuenta.
  • Cuenta corriente o depósito. Una cuenta online no siempre será una cuenta nómina o cuenta corriente. Los depósitos online están en auge, así que valora qué tipo de cuenta necesitas.
  • Comisiones. Ningún banco o entidad financiera vive del aire. Todas generarán algún ingreso y generalmente es mediante comisiones. Pero no siempre es tan sencillo como escoger la cuenta online con menor TAE. Busca siempre la que tenga menores comisiones o éstas sean por operaciones que no uses. Por ejemplo, si viajas mucho puede que te beneficie más pagar unos costes de mantenimiento por la tarjeta de débito o crédito al año que un elevado coste de retirar dinero en el extranjero, y viceversa. Si bien con las cuentas online lo normal es que sean una cuenta online sin comisiones, revisa antes de abrir una cuenta bancaria online si no existirán otras comisiones a productos asociados, como tarjetas de débito o crédito.
abriendo cuenta online segura
Elegir una cuenta online dependerá de muchos factores, especialmente nuestras circunstancias y necesidades, pero generalmente es un proceso seguro.

Abrir o no abrir cuenta online

Por último, has de tener algo bastante claro, que sonará obvio pero puede que muchos no lo sepan. No tienes por qué abrir una cuenta bancaria online. No serás más moderno ni te quedarás anticuado. Es más; la mayoría de bancos ya disponen de Banca Online, lo que prácticamente los iguala en condiciones a las cuentas corrientes online.

Abrir una cuenta bancaria online debe tener un objetivo claro. Por ejemplo, vivir a caballo entre dos países y necesitar una cuenta internacional que sea válida para ambos países, o bien querer mejorar tus condiciones, ya que la banca online abarata costes de mantenimiento para ofrecer mejores precios.

Pero antes de pasarte a las cuentas online para poder sacar partido a sus aplicaciones móviles, consulta si tu actual banco dispone de Banca Online y aplicación en la AppStore o Google Play. Cada vez es menos común que los bancos no dispongan de cuentas online o banca online, así que si estás contento con tu banco, no necesitas cambiar. Recuerda que la banca tradicional sigue basándose en nuestra relación con ellos y si somos clientes desde hace años, puede que nuestras condiciones sean mejores que las que cualquier otra entidad nos ofrezca.