Trucos para que te concedan un préstamo

trucos para conseguir un prestamo

Sabemos que pedir un crédito a veces puede resultar en una auténtica odisea. Muchas veces recibimos ofertas suculentas que nos ponen los dientes largos, pero que al final, cuando pedimos el crédito, no llegamos a recibir. Esta situación puede ser muy frustrante, por ello te ofrecemos unos cuantos trucos para que te concedan un préstamo.

Pide lo que puedas pagar

El primer truco y el más definitivo, es sencillo. Nunca pidas lo que no puedas devolver. Sabemos que esto suena obvio, pero muchas veces acabamos pidiendo mucho más, o asumimos plazos imposibles. Por ejemplo, puede que necesites 1200€ para tu nueva cámara de fotos, pero acabes pidiendo un préstamo de 2000€ con la excusa de que aprovecharás para comprar accesorios que crees que te faltan.

Si por ejemplo tenemos una nómina de 1000€ al mes, y decidimos financiar los 1200€ en 1 año, se traduce en un crédito asumible de alrededor de 100€ mensuales. Pero si pedimos los 2000€ y queremos devolverlos en 6 meses, pocas entidades nos darán un crédito con mensualidades de prácticamente un tercio de nuestro sueldo (333€), y eso sin sumar intereses. Por lo cual, elige una cantidad y cuota acorde a tus ingresos.

Acude a una financiera que te conozca

Si tienes un buen perfil crediticio, seguramente tu banco no tenga ningún problema en concederte un crédito. Aunque, por supuesto, te convendrá siempre comparar con otras entidades si las condiciones te convienen. Pero cuando ya has pedido un crédito con anterioridad y lo has devuelto sin problemas, las financieras suelen dar muy fácilmente un segundo crédito.

Esto también se aplica a los préstamos online, ya que muchos incluso amplían topes para los clientes recurrentes. Otro truco que puedes usar, es consultar las financieras con las que has pagado alguna compra a plazos. Entidades como Cetelem suelen actuar de financieras para comercios, por lo que si compras en uno de sus comercios a plazos, has sido su cliente.

No des datos erróneos

Siempre podemos tener un desliz e introducir algún dato erróneo. No obstante, esto generalmente tiene fácil solución. Eso sí, lo que nunca deberías de hacer, es dar datos falsos. Porque las financieras siempre se asegurarán de corroborarlos, ya sea pidiendo documentación o de manera automática a través de sistemas como Instantor.

Piensa que si introduces datos irreales como un sueldo superior o menos gastos de los que de verdad tienes, cuando la financiera compruebe los datos, serás considerado un cliente fraudulento, y esto, además de negarnos el crédito, puede llevarnos a problemas judiciales.

Revisa los requisitos antes de solicitar el préstamo

Muchas veces pensamos que todos los préstamos piden exactamente los mismos requisitos. Y muchas veces no es así. Por ejemplo, cuando hablamos de edad, no todas las financieras ofrecen créditos a mayores de 18 años, si no que muchas aumentan el mínimo a 21 o incluso 25 años. Lo mismo sucede si somos muy mayores, ya que muchas tienen el límite a los 75 años, pero otras a los 70 o menos.

Además, pueden haber otros requisitos en los que no hayas reparado. Puedes estar intentando pedir un crédito online pero que tu banca no sea aceptada al no ser Banca Online. O muchas veces incluso acabamos intentando pedir préstamos de otros países hispanoparlantes.

Sal de ASNEF o busca un préstamo acorde

Puede que hayamos acabado en la lista ASNEF, y a la hora de pedir el crédito, las entidades financieras se nieguen a dárnoslo por este motivo. En tal caso, por supuesto, la situación ideal sería abandonar la lista ASNEF saldando tu deuda.

Si esto no es posible en esos momentos, también tendrás que buscar un préstamo personal con ASNEF. Eso sí, valora cuánto lo necesitas, ya que estos créditos suelen tener una TAE más alta.