Interés

El interés es un índice utilizado para medir la rentabilidad de los ahorros o las inversiones y el coste de un crédito o préstamo. Este se expresa como un porcentaje del total de la inversión o el crédito. El interés es conocido también como el precio del dinero.

Por lo general, los intereses se aplican sobre periodos de un año, aunque puede aplicarse también a un mes o incluso días. El tipo de interés puede ser nominal o la tasa anual equivalente. Ambos están relacionados pero pueden variar según el tipo de préstamo solicitado.

El interés se justifica como la compensación por el préstamo de una cantidad de dinero por parte de una persona o entidad financiera. Es decir, se presta dinero con la expectativa de que sea devuelto con una cantidad ligeramente superior a la prestada para compensar la imposibilidad temporal de su consumo. Otras de las justificaciones es la posibilidad de que el valor del dinero cambie en el tiempo debido a la inflación y el riesgo de que no sea devuelto.

Tipos de interés

Existen diferentes tipos de intereses, los cuales podemos ver a continuación:

  • Tipo de interés fijo y variable: el más utilizado a la hora de solicitar una hipoteca. El interés fijo se calcula aplicando un porcentaje único sobre el capital prestado. El variable está compuesto por la suma de un interés de referencia, como el Euribor o el IRPH, y un porcentaje de margen diferencial.
  • Tipo de interés nominal (TIN): es el porcentaje que aplicamos cuando se pagan los intereses, tanto sobre el capital ahorrado como sobre el crédito percibido. Por ejemplo, si pedimos un préstamo de 1 000€ al 10% TIN en un año, significa que se nos cobrarán 10€ por cuota.
  • Tasa anual equivalente (TAE): este índice calcula el total de intereses a abonar a lo largo de un año. En el caso de un préstamo, nos indicará si el préstamo es caro o barato. Por ejemplo, si solicitamos un crédito de 1 000€ al 10%, pagaremos 100€ si lo pagamos en 12 meses. No obstante, si lo pagamos antes, será menos de 100€, y, del mismo modo, se encarecerá en caso de que el periodo de devolución sea mayor a un año.
  • Tipo de interés real o apretado: este muestra la rentabilidad que obtendrá el inversor teniendo en cuenta la inflación. Este tipo de interés refleja, por lo tanto, la devaluación de la divisa con el paso del tiempo. Se obtiene a partir del tipo de interés nominal y la tasa de inflación esperada.
interés
Cuando hablamos de préstamos, nos conviene siempre mirar la TAE antes que el TIN.

Factores influyentes

El tipo de interés dependerá, como ocurre con todos los bienes y servicios, de la ley de la oferta y la demanda. Es decir, el mercado establece los intereses a aplicar: cuanto menor sea la tasa de interés de un préstamo, mayor demanda, y viceversa.

Por otro lado, el banco centra del país (en este caso, el Banco de España) aplica políticas económicas expansivas o restrictivas, las cuales influyen en la reducción o ampliación de los intereses.

Además, existen otras variables que afectan al tipo de interés, y estas, a su vez, vienen influidas por las políticas económicas del banco central. Estas variables son:

  • Tipo de interés real de la deuda pública
  • Inflación esperada
  • Prima por liquidez
  • Riesgo de intereses de cada plazo de vencimiento
  • Prima por riesgo de crédito del emisor