préstamos para jóvenes
préstamos para jóvenes

Si tienes entre 18 y 25 años, felicidades; eres oficialmente joven. No obstante, todas nuestras etapas de la vida tienen ventajas y desventajas, y aunque muchos pagaríamos lo que fuera para volver a los 22, es cierto que conseguir préstamos para jóvenes puede ser un calvario, independientemente de nuestros ingresos.

Tabla de Contenidos

¿Es más difícil pedir un préstamo siendo joven?

¿Es más difícil pedir un préstamo siendo joven?
No es tu percepción; es cierto que cuanto más jóven, más difícil es obtener un crédito.

Si tienes menos de 25 años, no te preocupes; no es cosa tuya. Los bancos se interesan por ti como cliente, te ofrecerán tarjetas jóvenes, cuentas bancariasde todo, menos préstamos.

Y es que nos hemos acostumbrado a pensar que la juventud es siempre sinónimo de beneficios, pero nos olvidamos del lado negativo. Y es que mientras que al cumplir los 30 se nos considera un adulto, muchas veces ser menores de ésta edad se nos presupone una inmadurez que no ha de ser real.

No es cosa tuya; los bancos no suelen dar préstamos tan beneficios a los jóvenes, e incluso a veces no ofrecen créditos a menores de 25 años. Esto se debe a tres factores:

  • Madurez. Por desgracia, la juventud suele estar asociada a mayor irracionalidad. Si bien tiene algo de verdad, muchas personas de más de cincuenta años pueden ser mucho más irreflexivas que una de 21 años.
  • Poca experiencia laboral. Si tenemos 18 años, habremos estado trabajando como mucho 2 años, y probablemente en un trabajo poco cualificado. Por ello, las financieras no estarán seguras de que puedas mantener tu trabajo, ni si es de calidad.
  • Ausencia de Historial Crediticio. Con esto sucede como con el empleo; se pide experiencia, pero es imposible tenerla si todos la piden. Por ello, a veces las financieras no se fian de los jóvenes porque no tienen historial crediticio, forzándonos a contraer pequeñas deudas que nos hagan «de fiar».

Por supuesto, te preguntarás por qué sí se te ofrecen productos como cuentas bancarias pero no créditos, y es que a todos les interesa ganar nuevos clientes que en un futuro serán beneficiosos, pero cuando se trata de un crédito, piensa que la financiera está invirtiendo en tu deuda, por lo que son más reticentes.

¿Afecta la edad a la oferta del crédito?

cuenta joven
Aunque tengas la edad mínima para pedir el crédito, puedes recibir una peor oferta.

A pesar de lo indicado en el punto anterior, no desesperes. Es posible pedir un crédito siendo joven siempre que seas mayor de edad, y es que la mayoría de financieras te aceptará como cliente. Quienes pueden no aceptarte son productos de mayor riesgo, como los siguientes:

  • Tarjetas de Crédito Revolving. Este tipo de productos pueden ser muy interesantes, pero conllevan una gran responsabilidad debido a que puedne hacerte entrar en una espiral de deuda si cuentas con el crédito de tu tarjeta como un extra mensual.
  • Microcréditos. Los micropréstamos se caracterizan por pedir pocos requisitos y ser inmediatos. Es por ello por lo que ofrecen cifras menores a 500€, porque ya se arriesgan mucho al apenas verificar que el deudor puede abonar la deuda. Por ello, pueden decidir jugar seguro y no aceptar menroes de 25 o 21 años.
  • Hipotecas. Aunque cuanto más joven mejor, una hipoteca es un gran compromiso, ya que son importes muy altos. Si somos muy jóvenes, nuestra carrera profesional será corta, por lo que quizás ni dispongamos de la entrada necesaria, o el banco no esté seguro de la estabilidad de nuestro empleo.

Por supuesto, si tenemos los recursos necesarios y podemos demostrar que nuestros ingresos son seguros, esto nos abrirá muchas puertas. Por ello, aunque la respuesta inicial de tu banco sea un no debido a tu edad, puedes demostrar tu solvencia de la siguiente manera:

  • Presenta tu nómina. Especialmente si hacemos la solicitud online, el banco puede denegarnos el crédito automáticamente por nuestra edad. Plantéate enviarles tu nómina para probar tus ingresos.
  • Acude a un aval. Por desgracia, muchas veces da igual lo bien que estés económicamente. En este caso, puedes acudir a tus padres o familiares para que actúen como avales.
  • Demuestra tus ingresos. Cualquier otra manera de demostrar tus ingresos puede convencer al banco. Justificantes de ingresos derivados de tus actividades, comprobantes bancarios de tus ahorros, propiedades… no dudes en enviar documentación.

Por último, recordarte una cosa; la juventud siempre es una bendición. Y es que si no consigues un préstamo por ser joven, para bien o para mal, acabarás envejeciendo. Otro sector con el mismo problema son los mayores de 70, quienes muchas veces también quedan excluidos del mercado financiero, y nunca podrán volver.

¿Existen los créditos para jóvenes?

¿Existen los créditos para jóvenes?
Aunque no existen préstamos para jóvenes, tienes otras herramientas financieras.

Por último te estarás preguntando, si existen cuentas y tarjetas para jóvenes, incluso planes de ayuda… ¿Existen los préstamos para jóvenes? la respuesta es sí, existen. No obstante, ten cuidado.

Normalmente cuando se ofrecen préstamos para jóvenes, se caracterizan simplemente por aceptarte. Esto significa que no te darán más ventajas que darte la bienvenida. No obstante, el mercado financiero cada vez es más competitivo, por lo que deberás analizar bien las ventajas del préstamo,

Como siempre, te recomendamos que compares y analices todas las ofertas del mercado. Un «préstamo para jóvenes» puede ser pura promoción ocultando un préstamo con peores condiciones que otro sin el título de «crédito para jóvenes», pero que te aceptará igual y te dará mejores ventajas.

Te recomendamos acudir a nuestro comparador, verificar la edad mínima y elegir el que más te interese, sea para jóvenes o no.

Compara entre las diferentes tarjetas de crédito del mercado para contratar la que más se ajuste a tus necesidades. Analizamos personalmente cada producto para que puedas consultar tipos de interés, crédito máximo y costes de mantenimiento.
Cuota anual
0 – 43€
TAE
0 – 41.98%
Límite
hasta 10.000 €
Comparamos tarjetas de crédito de hasta 10.000 euros de límite del crédito y porcentaje TAE desde el 0% al 41.98%. Como ejemplo, una compra aplazada con la tarjeta Plazo de 300€ en menos de 30 días, tendrá un coste de 0% en intereses (compras aplazadas gratis hasta los 30 días)TAE mínimo 0% – TAE máximo 41,98%. Devuélvelo en un plazo desde 1 a 12 meses.

Preguntas y Respuestas

¿Dónde pedir un préstamo siendo joven?

Si tienes menos de 18 años, no podrás pedir un crédito. Si tienes entre 18 y 21, tendrás que revisar las condiciones antes de tomarlo, pero si tienes más de 25 años, cualquier préstamo te aceptará.

¿Dónde puedo pedir un préstamo si tengo 18 años?

Para pedir un préstamo teniendo sólo 18 años, tendrás que usar un comparador donde se indique la edad mínima, ya que muchos bancos te aceptarán como cliente pero no te darán el crédito, si no que te ofrecerán otros productos.

¿Afecta la edad para recibir un préstamo?

Si, tanto si somos muy jóvenes como muy viejos, las condiciones serán peores, siendo la mejor franja de edad entre los 30 y los 40.

¿Existen préstamos para jóvenes?

Lamentablemente, a diferencia de las cuentas, no existen préstamos para jóvenes, ya que son productos que conllevan cierto riesgo y estabilidad, las cuales se supone que a más jóvenes, menos probabilidades.